11 de junio: Día Mundial del Cáncer de Próstata, ¿cómo prevenirlo?

    No existe una estrategia comprobada de prevención del cáncer de próstata. Pero puedes reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata si tomas decisiones saludables, como hacer ejercicio y llevar una dieta saludable

    54
    0
    Compartir

    Si te preocupa el riesgo de contraer cáncer de próstata, podría interesarte la prevención del cáncer de próstata.

    No hay una forma segura de prevenir el cáncer de próstata. Los resultados de los estudios a menudo entran en conflicto entre sí, y la mayoría de los estudios no están diseñados para probar definitivamente si algo previene el cáncer de próstata. Como resultado, no han surgido modos definitivos de prevenir el cáncer de próstata.

    En general, los médicos recomiendan que los hombres con un riesgo promedio de contraer cáncer de próstata tomen decisiones que beneficien su salud general si están interesados en la prevención del cáncer de próstata.

    Elige una dieta saludable
    Existen algunas pruebas de que elegir una dieta saludable, baja en grasa y que incluya muchas frutas y verduras, puede contribuir a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, aunque los resultados de las investigaciones son variados y esto no se ha demostrado concretamente.

    Si deseas reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, puedes intentar lo siguiente:

    Escoge una dieta con bajo contenido de grasa. Algunos de los alimentos que contienen grasas son las carnes, las nueces, los aceites y los lácteos, como la leche y el queso.

    En algunos estudios, los hombres que comían la mayor cantidad de grasas por día presentaban un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Esto no prueba que el exceso de grasa cause cáncer de próstata. Otros estudios no han encontrado esta asociación. Pero reducir la cantidad de grasa que comes por día tiene otros beneficios comprobados, como el control del peso y una mejor salud para el corazón.

    Para reducir la cantidad de grasa que comes por día, limita los alimentos grasos o elige las variedades bajas en grasa. Por ejemplo, reduce la cantidad de grasa que agregas a los alimentos al cocinarlos, selecciona cortes de carne más magros y elige lácteos bajos en grasa o descremados.

    Aumenta la cantidad de frutas y verduras que comes cada día. Las frutas y verduras tienen muchas vitaminas y nutrientes que se cree reducen el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, aunque las investigaciones no han demostrado que ningún nutriente en particular garantice la reducción del riesgo.

    Comer más frutas y verduras también hace que se tenga menos espacio para otros alimentos, como los alimentos con alto contenido de grasa.

    Podrías considerar aumentar la cantidad de frutas y verduras que comes cada día añadiendo una porción de una fruta o verdura a cada comida. Considera comer frutas y verduras como refrigerios.

    Reduce la cantidad de lácteos que consumes cada día. En los estudios, los hombres que comían la mayor cantidad de lácteos (como leche, queso y yogur) por día presentaban el riesgo más alto de desarrollar cáncer de próstata. Pero los resultados de los estudios han sido variados y se cree que el riesgo asociado al consumo de lácteos es bajo.
    Mantener un peso saludable
    Los hombres obesos (un índice de masa corporal o IMC de 30 o más) pueden presentar un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Si tienes sobrepeso o eres obeso, esfuérzate para bajar de peso. Puedes hacerlo reduciendo el número de calorías que consumes por día y aumentando la cantidad de ejercicio que haces.

    Si tienes un peso saludable, dedícate a mantenerlo haciendo ejercicio la mayoría de los días de la semana y eligiendo una dieta saludable que sea rica en frutas, verduras y granos integrales.

    Haz ejercicio la mayoría de los días de la semana
    Los estudios sobre el ejercicio y el riesgo de cáncer de próstata han demostrado en general que los hombres que hacen ejercicio pueden tener un riesgo reducido de cáncer de próstata.

    El ejercicio tiene muchos otros beneficios para la salud y puede reducir tu riesgo de contraer enfermedad cardíaca y otros tipos de cáncer. El ejercicio puede ayudarte a mantener el peso o a perder peso.

    Si aún no haces ejercicio, programa una cita con tu médico para asegurarte de que estás apto para comenzar. Cuando comiences a hacer ejercicio, hazlo lentamente. Agrega actividad física a tu día estacionando el automóvil más lejos de donde vayas y trata de subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor.

    Trata de hacer 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

    Habla con el médico sobre tu riesgo
    Algunos hombres tienen un riesgo más alto de padecer cáncer de próstata. Para aquellos que tienen un riesgo muy alto de padecer cáncer de próstata, puede haber otras opciones para reducir el riesgo, como medicamentos. Si crees que tienes un alto riesgo de padecer cáncer de próstata, habla con tu médico.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta