BCRD informa que la inflación acumulada de enero-noviembre se situó en 1.39%, luego que el IPC registrara una variación de -0.35 % en noviembre

El comportamiento negativo de noviembre se explica principalmente por las reducciones en los precios del gas licuado de petróleo, las gasolinas y el gasoil, las cuales se tradujeron en variaciones negativas en los índices de Vivienda (-1.99%) y Transporte (-1.19%).

114
0
Compartir

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informa que el índice de precios al consumidor (IPC) del mes de noviembre de 2018 registró una variación de -0.35 % con respecto al mes de octubre de este mismo año, ubicando la inflación acumulada en 1.39 % para los primeros once meses de 2018.

El informe del órgano rector de la política monetaria señala que la inflación negativa en el mes de noviembre se explica principalmente por las reducciones en los precios del gas licuado de petróleo, las gasolinas y el gasoil, las cuales se tradujeron en variaciones negativas en los índices de Vivienda (-1.99%) y Transporte (-1.19%), mientras que el índice del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas registró un aumento de 0.15%, contribuyendo a que la disminución en el IPC general no fuese más pronunciada.

El reporte del BCRD indica que la inflación anualizada, medida desde noviembre 2017 hasta noviembre de 2018, se ubicó en 2.37 %, por debajo del límite inferior del rango meta de 4.0% ± 1.0 % establecido en el Programa Monetario.

En cuanto a la inflación subyacente, la misma registró una tasa interanual de 2.54 % en el mes de noviembre de 2018. Este indicador estima las presiones inflacionarias de origen monetario, aislando las variaciones de precios de algunos bienes agropecuarios volátiles, bebidas alcohólicas, tabaco, así como de los combustibles y de algunos servicios administrados como la energía eléctrica y el transporte, permitiendo de esta forma extraer señales más claras para la conducción de la política monetaria. Variación por grupos
El análisis del BCRD afirma que la disminución de 1.99 % experimentada por el índice del grupo Vivienda en el mes de noviembre obedece esencialmente a las variaciones de -9.08 % en el precio del gas licuado de uso doméstico y de -1.54 % del kerosene.

Además, agrega que en el caso del grupo transporte, la variación de -1.19 % responde a las reducciones en los precios de la gasolina regular (-5.64 %), gasolina premium (-5.00 %), gas licuado de petróleo para vehículos (-9.08 %) y gasoil (-0.88 %), según los ajustes semanales dispuestos durante el mes de noviembre de 2018 por el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), en cumplimiento de la Ley 112-00 sobre Hidrocarburos. En adición, los precios de los servicios de transporte urbano que incluyen los pasajes en carros públicos, motoconchos, autobuses y servicio de taxi, disminuyeron en -0.53 %. El reporte resalta que los aumentos verificados en los precios de los pasajes aéreos (21.12 %) y en los automóviles (1.23 %) incidieron en que la variación negativa de este grupo no fuera de mayor magnitud.

El BCRD explica que la inflación de 0.15 % experimentada en el índice del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, obedece fundamentalmente a los aumentos en los precios de las cebollas (20.16 %), plátanos verdes (3.29 %), aguacates (4.19 %), lechuga (12.61 %), arroz (0.21 %), papas (3.24 %) y plátanos maduros (2.62 %). Otros alimentos experimentaron reducciones en sus precios, tales como la yuca (-6.18 %), guandules verdes (-8.21 %), ajo (-4.49 %), pollo fresco (-0.46 %), naranjas (-3.60 %), ñame (-7.25 %) y guineos verdes (-1.34 %), contribuyendo a que la inflación de alimentos en el mes de noviembre no fuese más significativa.

Inflación de bienes transables y no transables
La variación de -0.83 % del índice de precios de los bienes transables, aquellos que pueden exportarse e importarse libres de restricciones, responde principalmente a las disminuciones en los precios de los combustibles y de algunos bienes alimenticios como yuca, guandules verdes, ajo, naranjas, ñame y guineos verdes.

En cuanto al IPC de los bienes y servicios no transables, aquellos que por su naturaleza sólo pueden comercializarse dentro de la economía que los produce o están sujetos a medidas que limitan las importaciones de los mismos, el mismo experimentó un incremento de 0.16 %, debido a las alzas en los precios de las cebollas, arroz, plátano maduro y en los servicios de lavado y peinado de pelo y plato del día.

Inflación por áreas geográficas
La publicación del BCRD establece que el índice de la región Ozama, que comprende el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo varió -0.33 %, el de la región Norte -0.39 %, la región Este -0.29 % y la región Sur -0.39 %. La inflación menos negativa de la región Este se explica por el mayor incremento del índice de alimentos de esta región, en tanto que en las regiones Norte y Sur, la caída del índice del grupo Vivienda tuvo mayor repercusión en comparación con las demás regiones.

Inflación por quintiles
En cuanto al índice de precios por estratos socioeconómicos, el informe muestra variaciones negativas menos significativas en los quintiles de menores gastos, debido al alza del IPC del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas que tiene un mayor peso relativo en las canastas de estos quintiles, lo cual atenuó parcialmente el impacto de la reducción de los combustibles. En este sentido, los índices de los quintiles 1, 2 y 3 registraron variaciones de -0.17 %, -0.18 % y -0.27 %, respectivamente. Los índices de los quintiles de mayores gastos experimentaron variaciones negativas más pronunciadas debido a la mayor incidencia del grupo Transporte, que tiene una ponderación más alta en las canastas de estos dos estratos, registrándose variaciones de -0.35 % en el quintil 4 y de -0.51 % en el quintil 5.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta