Como cuidarse sin dejar de disfrutar

Hay que mantener un equilibrio entre salud y placer

99
0
Compartir

Mantener una buena salud y nuestro bienestar cuando somos adultos y estamos sanos, no implica que tengamos renunciar a todo aquello que nos gusta ni considerar la prevención como un sinónimo obligatorio de privación y restricción, señalan los médicos, aunque advierten que esta constatación va obligatoriamente unida a un “siempre y cuando…”.

“…Siempre y cuando la persona se mantenga en el marco de un estilo de vida saludable, equilibrado y moderado”, matizaron los médicos especialistas en medicina preventiva, fisiología deportiva y nutrición durante la reciente mesa- debate “Los Placeres de la Buena Salud” (LPBS) que tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria , en España.

“Son habituales los mensajes restrictivos y de prohibición que se divulgan con la intención de preservar nuestra salud”, advierte el coordinador de este ciclo de conferencias, el doctor Lluis Serra, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública y director del Instituto de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Puntualiza que la propagación de estos mensajes restrictivos se multiplica a través de Internet y las redes sociales, que son un potente canal de información pero, a la vez, contribuyen a generar ruido y confusión.

Placeres de la buena mesa

Por eso “es muy importante que cuando queramos saber algo sobre alimentación y salud acudamos, en primer lugar, a profesionales sanitarios y que siempre comprobemos que las fuentes y webs que revisemos estén debidamente acreditadas”, señala el doctor Serra.

“Es necesario que en el acto alimentario converjan, además de la salud, la cultura y el amor por lo propio, el placer, la convivencia y el respeto por el medio ambiente y el entorno, para que pueda convertirse en una sucesión de decisiones saludables, responsables y sostenibles”, añade Serra.

Pone como ejemplo de este modelo a la Dieta Mediterránea que “aúna todos los elementos fundamentales para nuestro bienestar: alimentación, socialización, actividad física y felicidad”, señala.

La ecuación perfecta para un correcto bienestar incluye alimentación + actividad física + felicidad, y la llave para conseguir ese bienestar consiste en alcanzar un equilibrio en estas tres expresiones, según los expertos reunidos en Canarias.

Pirámide de la alimentación saludable de la SENC.

Pirámides de la alimentación sana

Para el doctor Javier Aranceta, ponente de la mesa-debate LPBS y presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), “la mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado es incorporar una amplia variedad de alimentos, principalmente frescos, de temporada y de proximidad”.

Señala Aranceta que así lo indica la Pirámide de la Alimentación incluida dentro de la “Guía de la Alimentación Saludable” de la SENC, respaldada por las sociedades científicas referentes en Atención Primaria.

Sus recomendaciones han sido publicadas en un libro divulgativo, cuyo primer capítulo puede descargarse de Internet (www.nutricioncomunitaria.org/es/noticia/guia-alimentacion-saludable-ap), informa a Efe la doctora Carmen Pérez Rodrigo, que preside la SENC.

Esta entidad también ha publicado otras dos pirámides gráficas de referencia: la de la Hidratación Saludable y la de Alimentación Saludable para la Población Infantil.

“Una correcta nutrición no pretende ir en contra de la población ni ponerla a dieta, ni plantear utopías o imposibles alimentarios. La alimentación tiene siempre un componente gastronómico, cultural, convivencial y lúdico” puntualiza el doctor Aranceta.

Este experto preconiza que las mejoras en materia de alimentación sean compartidas, agradables y en armonía con los usos y costumbres del modelo tradicional y saludable, que en el caso de España toma como referencia a la Dieta Mediterránea.

En la que se incluye el consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza o el vino, “consumidos siempre con moderación y por adultos sanos y acompañados de alimentos”, según Aranceta.

“Salir con familiares y amigos a tomar algo, a disfrutar juntos y, al fin y cabo, socializar y compartir buenos momentos, también es parte de este correcto bienestar”, señala Serra por su parte.

“Un consumo moderado de cerveza está entre entre los 400-600 ml/día en varones y entre 200-300 ml/día en mujeres”, puntualiza el experto, recalcando que su consumo debe priorizarse en las comidas e “idealmente en un contexto de socialización y sin sobrepasar lo indicado”.

El doctor José Antonio López Calbet, catedrático de Fisiología del Ejercicio de la ULPGC señala que “la primera razón para hacer ejercicio es prevenir las enfermedades asociadas al estilo de vida sedentario, aunque el ejercicio regular proporciona más beneficios como mejorar la memoria y el aprendizaje”.

“Hacer ejercicio regularmente también es positivo para aumentar la productividad laboral e intelectual, es beneficioso para nuestra autoestima y contribuye a nuestra felicidad”, según López Calbet.

Hacer deporte y mantenerse en forma es una modo relevante para conservar la salud.Foto: Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) ( EFE)

Rompiendo mitos

Algunos falsos mitos restrictivos relacionados con la alimentación saludable han sido descritos por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social español, MSCBS, (www.estilosdevidasaludable.mscbs.gob.es/alimentacionSaludable/falsosMitos/home.htm) .

— Es falso el mito de que las frutas y el agua es mejor tomarlas fuera de las comidas, según el MSCBS.

Siempre es un buen momento para tomar una ración de frutas, porque las calorías y vitaminas que aportan siempre son las mismas y es aconsejable beber de 1,5 a 2 litros de agua a lo largo del día, según esta fuente.

— El mito de que el huevo es malo para el colesterol es falso. Es un alimento muy completo y saludable y, si bien es cierto que su yema es rica en colesterol, el huevo posee también proteínas, vitaminas y minerales y su consumo es adecuado en todas las edades, llevando una dieta variada y aumentando la actividad física, señala el MSCBS.

— Sobre el pan indican que está en la base de la alimentación mediterránea y se aconseja como acompañamiento en comidas y cenas, así como integrante de nuestros desayunos y meriendas, vigilando el tamaño de las raciones y con qué alimentos se lo acompaña.

— Sobre que las grasas vegetales son más saludables que las animales, informan de que existen excepciones, como las grasas saturadas de coco, palma y palmiste, de origen vegetal pero que hay que consumir en menor proporción.

Además las grasas animales suelen ir acompañadas de vitaminas liposolubles importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, según esta misma fuente.

— Acerca de que los alimentos congelados son menos nutritivos que los frescos indican que un pescado o una carne congelada tienen las mismas propiedades que si los comemos frescos, mientras que la proporción de vitaminas de las verduras congeladas, después del cocinado, es similar a la de las verduras frescas tras ser cocinadas, según el MSCBS.

No hay comentarios

Dejar una respuesta