¿Cómo será la vuelta a clases para los niños?

    El mayor reto será mantener la distancia de los compañeros A algunos les costará readaptarse a los hábitos anteriores

    105
    0
    Compartir

    Luego de que el Ministerio de Educación anunciara la reapertura escolar para el próximo 24 de agosto, más de uno ha empezado a preguntarse cómo será para los niños el regreso a las instituciones académicas después de varios meses confinados. La realidad es que no hay una respuesta acertada para despejar esa duda, pues así como habrá muchos niños entusiasmados con salir de casa y deseosos de ver de nuevo a sus maestros y compañeros, también estarán los que ya se hayan acostumbrado a estar en casa y les cueste un poco más volver a los hábitos anteriores.

    Así lo concibe el psicólogo clínico César Fernández,quien aclara que la mayoría de los niños tiende a adaptarse con bastante facilidad a los cambios. Y es precisamente esa capacidad de adaptación lo que puede hacer el proceso de reintegración mucho más fácil y llevadero. “Si reciben las instrucciones adecuadas y se les explica con claridad la nueva forma de manejarse en la escuela, es probable que se adapten con rapidez al sistema diseñado por la institución para su regreso”, dice.

    El experto y cofundador dePraxis Psicología Integral asevera que orientar a los pequeños sobre las reglas de la “nueva normalidad” es un trabajo que les compete tanto a los padres como a los maestros. “Deben estar atentos para reforzar de manera positiva a los niños cuando cumplan con dichas reglas, y para corregirlos desde el amor cuando no las cumplan”, dice. A eso añade que hay que tener presente que esto es un proceso de aprendizaje que requiere tiempo y mucha paciencia.

    Para hacer de la higiene una práctica normal en los espacios educativos, el profesional de la salud mental aconseja elaborar un esquema en el que se contemplen momentos específicos para el aseo. Esto porque, según asegura, cuando se incluye en la agenda un momento para desinfectar las manos a las mismas horas todos los días, es más fácil que el niño termine haciéndolo por hábito o porque es lo que toca en el horario establecido. “Si el momento de desinfección de manos se realiza guiado por un adulto, es mucho más seguro que se seguirá el proceso adecuado. En este sentido, apostamos a la organización y disciplina, más que a la responsabilidad individual de cada niño”.

    Distanciamiento

    Uno de los mayores retos para los pequeños tras el regreso a clases será compartir con sus compañeros manteniendo la distancia sugerida. Para manejarlo, Fernández recomienda a las instituciones que desde ahora vayan pensando en actividades recreativas que les permitan interactuar y mantener la distancia al mismo tiempo. “No podemos tener a los niños aislados, ya que esto es contraproducente para su desarrollo integral, pero podemos encontrar nuevas formas para que interactúen respetando cierta distancia social”, aclara el especialista.

    El mismo agrega que ahora más que nunca se necesitará del apoyo de los psicólogos escolares como guias para elaborar un esquema que permita cumplir con las medidas oportunas de prevención sin quebrantar el derecho que tienen los niños de juegar y compartir.

    Consciente de que el regreso a clases provocará ansiedad en muchos padres, el psicólogo exhorta aprovechar el tiempo restante antes de que se inicie el año escolar para conversar con sus hijos sobre la importancia de cuidarse, haciéndoles entender que pueden tener control de esta situación y que pueden contribuir a que su entorno sea mejor. “Hay que incentivarlos a que sean modelo a seguir para los demás y que ayuden recordándoles a sus compañeros lo que tienen que hacer”, concluye.

    Consecuencias del encierro

    La pandemia creó mucho dolor y soledad en los niños, lo cual se vio manifestado a través de conductas como nerviosismo, pánico, insomnio y ansiedad. De acuerdo con la pediatra María Gabriela Cáceres, muchos niños hasta rehusaron a salir cuando ya se podía, porque habían adoptado los aparatos electrónicos como sus nuevos mejores amigos. “Llegó un momento en que mi hijo, por ejemplo, que de por sí es muy deportista y social, extrañaba tanto a sus amigos que prefería pasarse el día hablando con ellos a través de la computadora”, indica la profesional certificada por el Board Americano de Pediatría.

    “Ayudemos a los niños a conectar con la idea de responsabilidad ciudadana más que con el miedo o temor al contagio”

    César Fernández Psicólogo

    Fuente: Diario Libre

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta