Detenido el heredero de Samsung por su implicación en un escándalo de soborno

El vicepresidente de la compañía, Lee Jae-yong, está acusado de estar involucrado en el conocido como 'caso de la Rasputina surcoreana', que llevó a la destitución de la presidenta

248
0
Compartir
El heredero del grupo Samsung, Lee Jae-yong, este jueves en Seúl. KIM HEE-CHUL EFE

El heredero de Samsung y vicepresidente de Samsung-Electronics, Lee Jae-yong, ha sido detenido este jueves, ha informado un tribunal de Corea del Sur, por su supuesta implicación en un escándalo de corrupción conocido como el caso de la Rasputina surcoreana, que provocó la destitución de la presidenta Park Geun-hye el pasado diciembre. El Tribunal del Distrito Central de Seúl ha rechazado la solicitud para emitir una orden de arresto contra el presidente de la compañía, Park San-jin, que también dirige la Federación Ecuestre de Corea, involucrada en la trama.

El vicepresidente del gigante tecnológico, que tiene 48 años, está arrestado en el Centro de Detención de Seúl, donde ha esperado la decisión del tribunal, que ha llegado tras una audiencia a puerta cerrada que ha durado todo el día.

El mes pasado, la Fiscalía emitió una solicitud de detención que este mismo tribunal rechazó. El pasado martes, los fiscales que instruyen el caso solicitaron una nueva orden de detención contra Lee. Han señalado que cuentan con pruebas adicionales y que han presentado más cargos en su contra. El padre de Lee, el patriarca de Samsung Lee Kun-hee, está incapacitado desde que sufrió un ataque al corazón en 2014.

“Reconocemos la causa y de la necesidad del arresto”, ha dicho el juez acerca en su fallo, en el que ha mencionado más pruebas y acusaciones en contra de Lee. Tanto la compañía como Lee han reiterado su inocencia. Este jueves, el grupo Samsung ha asegurado que hará todo lo posible para asegurar que durante el procedimiento judicial se revele la verdad, informa Reuters.

La Fiscalía ha centrado sus investigaciones en la relación de Samsung con Park, que fue destituida el pasado diciembre. Los fiscales han acusado a Samsung de haber pagado sobornos por valor de 37,74 millones de dólares (35,37 millones de euros) a organizaciones vinculadas a Choi-Soon-sil, amiga de Park y conocida en Corea del Sur como la “Rasputina surcoreana” por su influencia sobre la presidenta. La intención de estos pagos era asegurarse el respaldo del Gobierno en una fusión entre dos filiales de Samsung. Estos fondos incluyen el patrocino de la compañía de la carrera ecuestre de la hija de Choi, que está detenida en Dinamarca, después de haber sido incluida en la lista de las personas más buscadas en Corea del Sur.

No hay comentarios

Dejar una respuesta