Día Mundial de la Alimentación: RD lo celebra con la identidad en una receta

    39
    0
    Compartir

    La memoria de nuestro paladar guarda imborrables sabores que ha arrastrado con los años nuestra gastronomía local, también recuerda algunos olvidados, pero que también han sido parte de nuestra identidad.

    Con esto presente, y afianzados con esos sabores únicos de nuestra tierra, hace años venimos trabajando, impulsando la cultura gastronómica dominicana; una cocina cargada de influencias de técnicas ancestrales que cuenta con una tradición e historia invaluable, que posee un potencial inagotable y que cuenta ese primer encuentro entre dos mundos.

    Esa influencia marcada de las migraciones y que lentamente se ha ido desarrollando y ha ido evolucionando para mostrar su grandeza, ha llegado a contar esa historia ancestral que la hace única y auténtica.

    Hoy tenemos una cocina que va más allá de los fogones, que cuenta historias de gente que trabaja la tierra, de producto local, cargada de fuerza y sabores únicos que marcan nuestra cocina y, sobre todo, la historia de un país cuyos hechos y hazañas han ido dejando bien marcada una cocina con identidad propia, que reclama a gritos su reconocimiento y, sin lugar a dudas, se lo merece.

    El tema se ajusta a la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación, ideado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y nos permite ver atrás y analizar todo lo que tenemos y cómo proyectarlo como lo hacen otros países que han logrado maravillosos resultados a través de sus platos.

    Surge la curiosidad, el interés y el deseo de que la gastronomía dominicana también evolucione, siga creciendo y alcance notoriedad en el ámbito internacional. Se requiere de una transformación que va más allá de servir un plato, y República Dominicana tiene potencial de sobra para lograrlo.

    Inspirados en toda esta fuerza que poseemos a través de nuestra cultura gastronómica, comienza a realizarse esa anhelada transformación comenzando desde adentro y valorando las manos que intervienen en todo el proceso.

    Transformación

    Hemos logrado dinamizar la relación de productores, cocineros y chefs en una lucha constante de defender eso que nos genera tanta identidad, ese apego al productor local y a dar valor a lo que se produce en nuestra tierra, dándole la importancia que amerita a esos héroes anónimos que sin lugar a dudas son los protagonistas de nuestra cocina y que al fin se le ha dado el valor que ellos mismos, a base de esfuerzo, se han ganado. Ya era hora de que salieran del anonimato, un sueño hecho realidad y que ha costado mucho esfuerzo y dedicación.

    Agregando valor a estos trabajadores de la gastronomía, agregamos inspiración en cada producto que cultivan, tocan y transforman en la cocina que hoy día nos representa. 

    Cada vez vemos más la cocina regional siendo protagonista en estos tiempos, ¡esa es la idea! Con investigación, un trabajo en conjunto, visión de modernismo, sin dejar de arrastrar la tradición, juntos demos el nivel que requiere nuestra comida para lograr que sea un atractivo turístico, destacarse ante el mundo y lograr ser marca país. Rescatar nuestros sabores primarios, que no se pierda ese sabor de lo nuestro.

    Estamos ya poco a poco frente a una cocina evolucionada, pero que aún tiene mucho por lograr. Tenemos esos platos que a nivel cultural nos identifican como dominicanos, mantenemos la identidad local, cada vez vemos más cocineros dándole apoyo a lo nuestro y proyectando el producto local como protagonista en sus cocinas, eso indica que vamos por buen camino, ¡sí, señor!
    Nada más bello que ver el dominicano abrazar lo suyo. Sentirse orgulloso de su comida y sus productos. Celebremos el Día Mundial de la Alimentación valorando nuestra cocina. 

    Compromiso 

    Además de cocinar, la responsabilidad de nosotros los cocineros va más allá. Para tener una cocina que no solo guste y se luzca, es necesario que logremos que impacte otros sectores, que incentive el respeto social, que genere un cambio.

    Como cocineros somos voceros del consumo responsable y somos agentes de cambio y bienestar. Hemos alzado la voz para el respeto del medio ambiente y de las especies en peligro de extinción y vedas y, aunque no hemos llegado adonde queremos, hemos hecho un llamado de alerta a la sociedad dominicana y nos hemos hecho notar.

    Una gastronomía evolucionada abarca un terreno muy amplio y poderoso que conquistar. Necesitamos el impulso de nuestra cultura gastronómica en el aspecto institucional, queremos seguir impulsando nuestro turismo de sol y playa de la mano de nuestra cultura gastronómica. Ya hemos sido por dos años consecutivos designados como ‘Capital Gastronómica del Caribe’, según la Academia Iberoamericana de Gastronomía y, queremos explotar esto y darlo a conocer en el país y en el mundo.

    Tenemos el programa más importante de gastronomía del mundo, que es ‘Masterchef República Dominicana’ que llega por primera vez a nuestro país para darle visibilidad a nuestra cocina, al talento local y a nuestros ingredientes y nuestra cultura.

    El país tiene ya su proyecto de ‘La Diplomacia Gastronómica’ con el que trabamos para impulsar la gastronomía dominicana como marca país a través de las 45 embajadas que nos representan en el mundo. La primera legislación gastronómica que es la de 2018 fue declara por primera vez el ‘Día Nacional de la Cocina Dominicana’ y tenemos ‘la Gastronomía Dominicana como Patrimonio Inmaterial de la Nación’, una propuesta impresionante de gran diversidad.

    Vamos por buen camino… y es el mejor momento de unir esfuerzos y caminar juntos hacia la misma dirección, la de impulsar nuestra cocina y cultura gastronómica, que las ofertas gastronómicas dominicanas se multipliquen, que en cada hotel de nuestro país se muestre nuestra cultura gastronómica y que cada turista que nos visite no se vaya sin probar un bocado del sabor de lo nuestro y que se lleven en su memoria gustativa un sabroso recuerdo que cada uno de ellos sea vocero y le cuente al mundo los sabores distintivos nuestros y que nuestro destino va mucho más allá de un destino de sol y playa.

    Se necesita que cada vez que tengamos una representación fuera del país ya sea cenas, ferias, conferencias etcétera, tengamos la presencia del sabor dominicano y podamos mostrar esa mezcla de influencias que define nuestra cocina; que juntos todos podamos sentirnos orgullosos de pertenecer a este maravilloso país lleno de riquezas. Tenemos mucho por lograr.

    El camino ha sido largo, una travesía interminable, pero que continúa hasta lograr nuestros mayores objetivos: sacar del anonimato nuestra gastronomía y colocarla en el mapa mundial con alianzas públicas y privadas, dándole sentido al potencial que aseguramos y que desde ya declaramos en este nuevo comienzo.

    Lo importante fue comenzar. Vamos en el camino recogiendo frutos cargados de sabor y éxito y aún falta mucho por conquistar, eso sí, no vamos a desmayar hasta lograr ese sueño que nos hace seguir cocinando con identidad y amor por lo nuestro.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta