El gas natural, impulsado por AES, gana espacio en la región

Las terminales y plantas en República Dominicana y Panamá son dos apuestas de la empresa

48
0
Compartir

AES Corporation ha logrado ser un jugador predominante en Centroamérica y el Caribe en cuanto a su matriz energética. La multinacional ha apostado al gas natural para convertirlo, además del combustible que lidere el desarrollo económico y social en estas economías, en un punto de ancla para las nuevas inversiones que habrán de ejecutarse en los países de la región.

Panamá, convertido en el Hub o centro de operaciones en Centroamérica, y República Dominicana, un referente en el Caribe en la generación de electricidad a base de gas natural para el sistema eléctrico que llega a los hogares, pero también para la industria, son sólo dos ejemplos que convierten a AES en el principal promotor de energía limpia en estos mercados.

Las últimas inversiones de AES en este combustible se justifican, según el plan de la empresa, en que el gas natural es el más abundante y como tal es un commodity con precios más estables que el petróleo. Además, asegura que ayuda en la penetración de energía renovables intermitentes.

En cualquier caso, según destaca la multinacional, diversificar la matriz energética disminuye la vulnerabilidad a los precios del petróleo. Otra ventaja es que las plantas de gas natural son más eficientes llegando a superar el 60% de eficiencia comparada a las de combustibles líquidos que no superan al 45%.

AES es también un jugador de primer orden en todo el mundo. Tiene alrededor de 34,905 megavatios de capacidad instalada y otros 4,401 megas en construcción. Al cierre de octubre las acciones comunes de la empresa cerraron en US$17.09, una de las mejor valoradas en la industria. En la empresa laboran alrededor de 9,000 personas y registró ingresos por aproximadamente US$11,000 millones en 2018.

En América Latina tiene presencia desde 1993. Además de Panamá y República Dominicana, la empresa tiene presencia, por diversas vías, en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y El Salvador. Tiene su sede en Arlington, Virginia, Estados Unidos. Fue fundada el 28 de enero de 1981, como Applied Energy Servi-ces, cuyas primeras letras forman las siglas que dan a conocer la empresa en todo el mundo.

AES Dominicana, la filial en República Dominicana, fue el primer proyecto de importancia en la región. Opera desde el 1 de diciembre de 2003 y tiene bajo su responsabilidad un gasoducto de 34 kilómetros hasta DPP Los Mina, que genera 324 megavatios a ciclo combinado luego de la adhesión de la turbina a vapor de 114 megas.

En el Caribe

En República Dominicana la empresa opera un muelle y terminal para la descarga de gas natural líquido (GNL), pero tiene capacidad para recibir cualquier otro combustible líquido. Esta infraestructura posee tres brazos para descargar 10,000 metros cúbicos de gas natural líquido por hora.

El tanque criogénico, con paredes dobles, puede almacenar 160,000 metros cúbicos de hidrocarburo. La distribuidora criogénica fue la primera en ser instalada en América Latina, con capacidad para llenar dos camiones de manera simultánea a una tasa de carga de 68 metros cúbicos por hora.

AES Andrés, propiedad de la multinacional en conjunto con inversionistas dominicanos, es un ciclo combinado de 319 megavatios y es una de las más grandes del país.

Recientemente, AES, que tiene 20 años de presencia en Panamá, marcó un hito con el inicio de operaciones comerciales del primer Hub de Gas Natural Licuado (GNL) en Centroamérica, ubicado en la provincia de Colón. La terminal permitirá expandir este mercado a través de la puesta en marcha de un sistema de almacenamiento de última generación que facilitará el traslado y distribución para el mercado nacional y regional.

Como resultado de una inversión 100% privada de USD$1,150 millones (51.1% de AES Corp. y 49.9% de su socio Inversiones Bahía), el proyecto AES Colón cuenta con un tanque de almacenamiento de gas natural licuado de 180,000 metros cúbicos, el cual permitirá la distribución de este nuevo combustible hacia los países de Centroamérica.

“Panamá cuenta con el primer Hub de GNL con las facilidades necesarias para su distribución, que permitirá la carga y entrega a través de una modalidad de camión cisterna, ISO contenedor, barcos de pequeña y gran escala, así como por tuberías dedicadas (gasoductos)”, explicó Miguel Bolinaga, presidente de AES en Panamá.

Almacenamiento

El tanque que funciona en Colón consta de 91 metros de diámetro, superior al estándar de la industria que ronda los 80 metros, en el que podría caber completo un campo de béisbol profesional. De igual forma, según explica un documento de la empresa, el tanque consta de 54 metros de altura equivalentes a un edificio de 18 pisos.

Panamá y República Dominicana son parte de los 30 países que tienen acceso directo al GNL, trayendo grandes beneficios y creando una demanda que rápidamente lo está convirtiendo en un producto de alta demanda global.

“Somos el primer país de la región que se beneficiará con el uso de este nuevo combustible, estimando una participación del GNL del 25% de la matriz energética en el 2019. Estamos sustituyendo combustibles más costosos y proveyendo resiliencia ante las variaciones de la hidrología del país, al tiempo que disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”, agregó Bolinaga respecto a Panamá.

El Hub de GNL de Panamá tiene también una terminal de buques con capacidad para atender embarcaciones desde los 3,000 hasta 175,000 metros cúbicos de capacidad para la carga y descarga, facilitando el traslado del combustible a otras industrias en Panamá e impulsando su distribución regional.

Ahora, con la puesta en marcha del tanque, 75% de la capacidad de almacenamiento de GNL de AES Colón estará disponible para comercialización. Esto, señala la empresa, representa 60 TBTUs para atender las necesidades de la región, 1,500 megavatios de nuevas centrales eléctricas en la región, lo que representa 12% del mercado total de electricidad centroamericano.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, encabezó el acto de inauguración del Hub de Gas Natural de Centroamérica, en Colón.

El Hub en Panamá complementará el que funciona en el Caribe, que ha desarrollado con gran éxito AES en República Dominicana y desde el cual no solo suple a esa nación, sino también a los países vecinos como Haití, Barbados y Guyana.

La multinacional asegura que este nuevo sistema de almacenamiento, sumado a la cercanía con Estados Unidos, permitirá la optimización de la logística y la distribución de GNL desde Panamá hacia países de la región. Además, apunta, ofrece la oportunidad de acceder a precios competitivos y aprovechando las ventajas logísticas existentes a través de transporte terrestre y marítimo en Panamá, gracias a su posición geográfica estratégica.

AES Colón cuenta con una planta de generación eléctrica a base de gas natural con una capacidad instalada de 381 megavatios, entregando energía al sistema de forma segura y confiable, desde agosto de 2018.

“Para AES en Panamá, sus valores y forma íntegra de trabajo y transparencia han marcado la diferencia en la provincia de Colón, ya que han impulsado el progreso del sector energético, permitiendo el desarrollo y ejecución de este proyecto en tiempo récord”, expresó Bolinaga.
AES tiene planes de apoyar proyectos de distribución local de gas natural a través de gasoductos.

Comisión

Para el presidente de AES Dominicana, Edwin de los Santos, la inauguración de AES Colón es una muestra del compromiso que tiene esa empresa en seguir aportando a la diversificación de la matriz energética en la región.

De los Santos, que fue parte de la comitiva dominicana presente en esa inauguración, estuvo acompañado de Félix García, presidente de Linda y accionista dominicano en AES Dominicana, junto a otros empresarios locales.

El vicepresidente de Comercialización de Gas Natural para Centroamérica y México, Freddy Obando Prestol, también valoró la nueva terminal y tanque de almacenamiento, pues a su entender acerca más la región en materia de energía.

A su entender, Panamá está en capacidad para suplir todo el gas natural que necesite la región en los próximos años.

Sobre las bondades, resaltó que es un combustible que ofrece ahorros a las economías. En el caso de República Dominicana, destacó, ha habido años en que el país se ha ahorrado más de US$500 millones en subsidios al sector eléctrico gracias a lo competitivo que resulta el gas natural en la generación de energía y para otros usos, como es el industrial.

No hay comentarios

Dejar una respuesta