El Real Betis pasa como el primero del Grupo F

110
0
Compartir

El Real Betis confirmó su clasificación para los dieciseisavos de final de la Liga Europa como líder de su grupo a pesar de empatar a cero en el campo del Dudelange luxemburgués en un encuentro que resultó poco vistoso debido al mal estado del césped.

Sin embargo, la victoria del Olympiakos sobre el Milan, el único adversario que podía descabalgar al Betis del primer puesto, permitió a los sevillanos encabezar la clasificación final del grupo F.

Al equipo de Quique Setién le costó imponer su fútbol de toque en una primera mitad en la sus jugadores acusaron la dureza de un campo muy duro, casi helado, y apenas si encontraron huecos en el tupido entramado defensivo del cuadro local, motivado por sumar al menos un punto en esta fase de grupos.

Las primeras aproximaciones peligrosas corrieron a cargo de Francis, que incurría por el carril derecho de forma insistente y rozó el gol primero con un disparo que se marchó alto (min. 7) y luego con un centro que desvió un defensa hacia su portería (min. 33), obligando a salvar con el pie al portero Bonnefoi.

El Milan es eliminado
Con todos los favoritos clasificados para los dieciseisavos de final de la Liga Europa, el Milan fue el único club de los denominados “grandes” que se dio un batacazo tras caer eliminado después de perder en la última jornada de la fase de grupos ante el Olympiacos (3-1).

El cuadro dirigido por Gennaro Gattuso, cuarto en la Liga italiana -a 17 puntos del líder, el Juventus- y ajeno a una gran final europea desde que ganó la Liga de Campeones en la temporada 2006/2007, continúa con sus proyectos erráticos año tras año.Ahora, después de acabar su aventura en la Liga Europa, sólo podrá optar, teóricamente, a ganar la Copa de Italia tras clasificarse de manera directa para los octavos de final que jugará ante el Sampdoria. Este jueves, su mayor aspiración del curso, la concluyó antes de tiempo en favor del Olympiacos.

En su grupo, el F, sólo el Betis tenía la clasificación asegurada.

El Milan tenía la opción de arrebatarle el liderato, pero también podía caer a las primeras de cambio. Y ocurrió lo segundo, en un choque en el que los hombres de Gatusso siempre fueron a remolque en el marcador. Hasta la segunda parte, el plan marchaba para el Milan con un rancio 0-0. Pero jugó con fuego y se quemó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta