El Reino Unido registró en 2020 la tasa de muertes más alta desde la Segunda Guerra Mundial

128
0
Compartir

El Reino Unido registró en 2020 el mayor crecimiento anual de muertes desde la Segunda Guerra Mundial debido a la pandemia de coronavirus, de acuerdo con las cifras divulgadas este martes por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En 2020, el Reino Unido reportó 697.000 fallecimientos, un 15% más que el promedio de muertes registradas en años anteriores y el porcentaje más alto correspondiente a un periodo de doce meses desde 1940.

Los expertos advierten que la situación puede empeorar por el incremento de los fallecimientos relacionados con la enfermedad de COVID-19 a causa de la propagación de una nueva cepa de coronavirus.

Richard Murray, director del King’s Fund, una organización benéfica que trabaja para mejorar la salud y el bienestar social de la población, dijo que el Reino Unido tiene uno de los niveles más altos de muertes del mundo por millón de habitantes.Cementerio de Chislehurst, en las afueras de Londres, Reino Unido (REUTERS/Hannah McKay)Cementerio de Chislehurst, en las afueras de Londres, Reino Unido (REUTERS/Hannah McKay)

“En una pandemia, los errores cuestan vidas. Las decisiones de entrar en confinamientos han sido lentas, y el Gobierno ha fracasado en aprender de errores pasados o de las experiencias de otros países”, señaló Murray a los medios locales.

“Como muchos países, el Reino Unido estaba mal preparado para este tipo de pandemia”, agregó.

El Gobierno británico ha sido criticado por retrasar en marzo pasado la decisión de decretar un confinamiento en el país para contener la extensión del coronavirus y lo mismo ha ocurrido con el actual, que comenzó la semana pasada.

Según las últimas cifras oficiales, el Reino Unido registró 46.169 nuevas infecciones y 529 muertes en las últimas 24 horas.Estación de Waterloo, Londres, Reino Unido (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)Estación de Waterloo, Londres, Reino Unido (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)

El Reino Unido está ampliando su campaña de vacunación contra la enfermedad COVID-19 ante la imparable propagación del virus que tiene lugar en el país desde hace ya varias semanas. Su principal responsable médico dijo el pasado lunes que las próximas semanas de la pandemia serán las peores hasta ahora: estimó que las muertes y casos diarios alcanzarán niveles récord y pondrán al servicio de salud del país bajo una presión aún mayor.

Las muertes por COVID-19 ya son mayores a 81.000 en el Reino Unido, mientras los casos superaron los 3 millones. La enfermedad volvió a propagarse con fuerza en el país por la circulación de una nueva y más contagiosa variante del virus entre la población, al punto que las autoridades estiman que en algunas partes de Londres una de cada 20 personas está actualmente infectada.

“Las próximas semanas van a ser las peores semanas de esta pandemia en términos de números en el NHS (Servicio Nacional de Salud)”, dijo Chris Whitty, asesor médico en jefe del Gobierno británico.

Cualquiera que no esté conmocionado por la cantidad de personas que están gravemente enfermas en el hospital en este momento y que están muriendo en el curso de esta pandemia, creo que no ha entendido nada de nadaEs una situación espantosa”, dijo a la cadena de televisión BBC.

Con la intención de contener la pandemia y tratar de restablecer un cierto grado de normalidad para primavera, el Reino Unido ha puesto en marcha el mayor programa de vacunación del país. El objetivo de las autoridades es haber ofrecido para mediados de febrero la inyección a las personas en las cuatro principales categorías de prioridad, alrededor de 15 millones personas.Personas hacen cola para recibir la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en el Hospital NHS Nightingale en el Centro Excel, en Londres, Gran Bretaña, el 11 de enero de 2021 (REUTERS / Hannah McKay)Personas hacen cola para recibir la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en el Hospital NHS Nightingale en el Centro Excel, en Londres, Gran Bretaña, el 11 de enero de 2021 (REUTERS / Hannah McKay)

Tras haberse convertido en el primer país en aprobar vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y por Oxford-AstraZeneca, Reino Unido abrió este lunes siete grandes centros de vacunación, con el fin de acelerar el ritmo de vacunación y alcanzar el objetivo mencionado anteriormente.

Los sitios incluyen estadios de fútbol y un campo de carreras de caballos, todos ellos ubicados en ciudades como BristolLondresNewcastle Manchester.

Los centros deben vacunar a miles de personas por semana y se espera que varios sitios más sean abiertos en el futuro cercano, según NHS England.

Los hospitales y farmacias comenzarán a ofrecer la vacuna a finales de esta semana, y el gobierno espera tener dosis disponibles para 12 millones de los 56 millones de habitantes de Inglaterra a mediados de febrero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta