Es hora de renovar tus muebles antiguos ¡Te explicamos cómo!

Para estos tiempos en que está tan de moda reusar, reciclar y rediseñar, tomar un mueble antiguo y darle una nueva imagen es ideal para tener un “clásico” en tus espacios

76
0
Compartir

Puedes ir de lo básico a lo más complicado, según tu tiempo y presupuesto. Con un poco de pintura, unos tiradores y barniz podrás darle vida a un mueble que tiene mucho tiempo. Ahora, un gran reto es hacer algo nuevo a partir de un mueble viejo.

A la hora de diseñar todo es válido y también puedes darle nueva vida y utilidad a un buen mueble o rescatar parte de un mueble dañado. Pero si te preguntas qué puedes hacer con algo viejo, te damos algunos ejemplos de proyectos ingeniosos con muebles reciclados que puedes poner en marcha.

Elegir el color

* Si vas usar el mismo color original en un mueble de madera opta por un barniz transparente. Lee la descripción del barniz si es brillante, mate o semi brillante.
* Si vas a cambiarlo por un color totalmente opuesto y el mueble es muy oscuro puedes pintarlo de color blanco para bajarle el tono. Prueba primero cuántas capas de pintura necesitas para llegar al color que deseas. Tienes que esperar a que el mueble esté seco para percibir en realidad el color.
* Los colores pueden variar según la iluminación que tengas a su alrededor. Si pintas afuera en el interior puede variar la intensidad del color.

* Pintar un mueble en blanco es una gran idea a la hora de conseguir un cambio fácil, elegante y pulcro.
* Pintarlo con barniz le dará vida y mantendrá su esencia natural.

* Usar colores de moda como el Classic Blue o gamas de azules o turquesas también es una idea para tener un mueble impacto en tu estancia.
* Para los amantes del rosado un mueble con este tono es romántico y delicado.

* Si quieres elegancia y un poco de dramatismo usa el color negro. Si pones vidrio transparente o traslúcido le dará un toque ultra chic.
* Hay otros colores de gran impacto que puedes usar como un complementos. Recomiendo el naranja, amarillo pollito, rojo… tú eliges.

Si eliges texturas

Puedes utilizar texturas a la hora de pintar un mueble, ¿cómo? Con pinceles, fundas plásticas, telas y colores diversos. También está de moda empapelarlo o poner vinilos decorativos. Si optas por algunas de estas opciones recuerda que el mueble tiene que estar liso para no crear burbujas y esté colocado en un lugar que no tenga humedad para que se mantenga en buen estado.

Averigua qué madera tienen tus muebles y materiales:

  • Para restaurar un mueble, verifica las condiciones físicas del mueble para saber qué mejoras tienes que hacer. Si el mueble está roto, tiene comején o le faltan piezas, es importante restáuralo.
  • Fumiga el mueble antes de comenzar el proyecto para evitar problemas.
  • Toma fotos de todos los ángulos del mueble para tener referencias a la hora de pintarlo, comprar piezas o detalles.
  • Toma las medidas de tu mueble, fíjate y usa el mismo sistema a la hora de medir. Si son pulgadas todo debe ser en pulgadas, si son centímetros todo debe ser en centímetros.
  • Recuerda medir por dentro las divisiones, las medidas interiores son más pequeñas que las exteriores por lo general (a menos que el mueble sea irregular).
  • A la hora de pintar tu mueble, asesórate con el tipo de pintura, si es para interior o exterior. En caso de tratarse de un mueble para niños verifica el contenido de la pintura.
  • Anota los colores de las pinturas que compraste en el mismo mueble, así si necesitas retocar algo ya tienes los códigos.
  • Si el mueble es de madera líjalo para que quede compacto y liso. Si ves que tiene algún hueco séllalo con un cubre-falta, toma fotos de la situación y consulta en la ferretería qué opciones puedes conseguir.


Recuerda, si haces algunas de estas ideas, taguear en @cademyrd en todas las redes sociales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta