Expectativas en Elías Piña ante posibles aspiraciones hijo Quirino

Sería proclamado en enero de 2019 por el Partido Verde Dominicano como candidato a senador, dijo a DL Antolín Polanco De asumir la propuesta, enfrentaría al polémico cónsul Andrés Boció Fortuna y al actual senador de la comarca, Adriano Sánchez Roa

144
0
Compartir

En Elías Piña, Anderson Paulino Ubrí no es sólo el hijo del exnarcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo y de la señora Elizabeth Ubrí Medrano. Es, en voz de sus conciudadanos, un “hombre de bien que siempre le dado la mano a su gente, a su pueblo”, como alguna vez –dicen– lo fue también su padre, cuando se codeaba con las castas del poder político.

Paulino Ubrí es un empresario de bajo perfil con inversiones en los sectores transporte, bienes raíces y agricultura. Transporte Hermanos Paulino, Hacienda Paulino y Rancho Bar Sussy dan testimonio de ello.

En la región Sur su familia es una marca de terratenientes no menos acentuada que la Florián Féliz, de Santa Cruz de Barahona; o que la de los galleros Rizik Rodríguez y la Cabrera Ruiz en el Este del país, todas vinculadas en algún momento al crimen organizado.

Su nombre saltó a la palestra con una mención que le hizo el presidente del Partido Verde Dominicano, Antolín Polanco, quien dio la primicia a Diario Libre de que el hijo de “El Don” sería presentado a la sociedad como candidato a senador por su provincia en enero del próximo año a través de una Asamblea de Delegados que ya fue convocada y que tiene como principal punto de agenda proclamarle.

Pero la información ofrecida por Polanco el pasado 13 de este mes ya era un secreto a voces en Comendador, municipio cabecera de Elías Piña, donde –a juzgar por las opiniones emitidas a este medio en una visita a la zona– las presuntas aspiraciones de “el hijo de Quirino” gozan desde ya de aceptación y respaldo por parte de sus pobladores.

¿Qué dicen en la provincia al respecto?

Desde Juan Santiago hasta Bánica y de Pedro Santana a Río Limpio, la noticia de que el vástago de “El Peje” aspiraría a un escaño en la Cámara Alta del Congreso Nacional es bien recibida, a pesar de que éste no se ha referido públicamente al tema.

–¿Apoyaría usted las aspiraciones de Anderson Paulino a la senaduría de esta provincia?–. “Claro que sí”, respondió sin titubear la señora Luz Cuevas, residente de ese municipio, abordada por Diario Libre. “Cuando Quirino tuvo el problema yo fui una que fui a Higüey y llevé un velón (a la Virgen de la Altagracia) para que él saliera todo bien. Quirino le mató mucha hambre a este pueblo”, afirmó.

En aras de agenciarse algunas plazas en los comicios de mayo del año 2020, la organización que dirige Antolín Polanco se ha agenciado llamativas aspiraciones, entre las que se destaca la de Karim Abu Naba’a a la Presidencia de la República, por la que éste habría ofrecido 20 millones de pesos. Otra de ellas es la del “numerólogo” Cristian Casa Blanca, que iría como candidato a senador por su natal Hermanas Mirabal.

Sobre Quirino, su padre
Quirino Ernesto Paulino Castillo.
Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Para la sociedad dominicana, Quirino Ernesto Paulino Castillo era un reconocido empresario de la provincia y la región. Poseía decenas de estaciones de expendio de combustibles y, al igual que su vástago, tenía tentáculos en bienes raíces y en la agricultura.

Su nombre apareció en las primeras planas de todas las tiradas de la prensa nacional el lunes 19 de diciembre del año 2004, un día después de haber sido apresado con un cargamento de 1,387 kilos de cocaína valorada, a la fecha, en unos 30 millones de dólares estadounidenses, que calculados a una tasa de 29.94 por uno, ascendía a 898,200,000.00 pesos dominicanos. El operativo fue coordinado por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Administración para el Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos de América.

Con ese hecho, el país se enteró de que el también excapitán del Ejército de la República Dominicana era el jefe de una organización criminal responsable de introducir a suelo estadounidense y a Europa decenas de toneladas de cocaína procedente de Sudamérica, puntualmente desde Colombia y Venezuela.

Por el caso fue extraditado a Estados Unidos en el año 2005. Allí el excapo cumplió una pena de ocho años de prisión. Regresó al país el 27 de febrero del año 2015.

No hay comentarios

Dejar una respuesta