Experto señala amenaza real a la seguridad digital

108
0
Compartir

El concepto de “Ingeniería social” expresado por primera vez por el filósofo holandés J.C. van Marken en 1894 e impulsado por el reformista W. H. Tolman, refleja la importancia para las empresas privadas de tratar con los seres humanos la resolución de problemas dentro del lugar de trabajo, como la utilización óptima de materiales y maquinarias, en términos de eficiencia y rentabilidad debido a factores de motivación y lealtad entre los trabajadores.

Hoy día, la ingeniería social está muy relacionada con la seguridad en línea, o más bien los atentados contra los usuarios digitales, según manifiesta el empresario tecnológico Arturo López Valerio.

En el segmento “Martes tecnológico” del Matutino de La 91 (91.3 FM), e interactuando con los comunicadores Andrés Julio Hirujo y Carlotti Peralta, López Valerio amplió la explicación a partir de la definición de los Laboratorios Kaspersky: un conjunto de técnicas que utilizan los ciber criminales para engañar a usuarios incautos con el objetivo de lograr que estos les envíen datos confidenciales o infectar sus computadoras con programas malignos. Debido a la velocidad con la que avanza la tecnología, dijo, numerosos consumidores “no son conscientes del valor real de los datos personales” y tampoco conocen con certeza cuál es la mejor manera de proteger dicha información.

Agregó que la ingeniería social está relacionada con la recolección de datos que pueden recogerse “sin darse cuenta” y ayudan a crear un perfil de cada persona.

Las señales
El empresario tecnológico explicó que ese perfil “puede darle acceso a un cibercriminal o a alguien que quiera hacerle daño a información sobre sus contraseñas, sus accesos y su comportamiento”, lo cual deriva en muchas de las claves de acceso que por lo general son formuladas por el usuario para que nadie las descubra. “Pero el problema es que mucha gente generalmente está dando más señales que un semáforo”.

Con el avance de la tecnología, agregó López Valerio, los procesos de manipulación son cada vez más sofisticados y, en general, “no nos estamos dando cuenta de que estamos siendo manipulados”. Aún peor, con tanta propaganda circulando en las redes sociales, los ciudadanos son cada vez sujeto de más distracción.

Hizo una advertencia a los usuarios de la plataforma WhatsApp en el sentido de que, si uno comparte mucha información personal, por ejemplo, contestando los juegos que preguntan datos “inocentes” sobre uno mismo, está suministrando un contenido que es, a todas luces, delicado. La “Ingeniería social” como “propaganda gubernamental” fue concebida durante los años de la segunda Guerra Mundial por Joseph Goebbels, en la Alemania nazi, a partir de la idea de que los ciudadanos podían ser manipulados para que, de manera voluntaria y sin resistencia interna, puedan dedicarse ellos mismos a las tareas y objetivos de una dirección superior.

“La ingeniería social es manipulación psicológica. A usted se le hace una serie de preguntas que llegan profundo y empieza a revelar datos, que son la base de la privacidad personal”. Por eso, agrega, “mientras más cosas personales se comparta, más riesgo tiene de que alguien pueda hacer una construcción de su perfil”, lo cual es problemático porque la gente es cada vez más experta.

El trabajo de ingeniería social no es solo digital, sino también físico. “Cuando ya se tiene cuadriculado el perfil de una persona, el siguiente paso es ir físicamente y robar el equipo”, algo de lo cual, señaló, está recibiendo muchos reportes recientemente de las direcciones de crímenes y crímenes de alta tecnología de la Policía Nacional (Dicrim y Dicat, respectivamente).

Cuidar claves
Llamó a las autoridades a cuidar los accesos de claves y contraseñas de ciudadanos en servicios públicos en línea por parte de encargados de dependencias del Estado. Al mismo tiempo que llamó a la ciudadanía a cuidar las claves que se colocan en portales gubernamentales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta