Imágenes muestran que el humo de los incendios en la Costa Oeste de Estados Unidos llegó a Europa

124
0
Compartir

El humo de los incendios forestales que devastan franjas de la costa oeste de Estados Unidos ha llegado hasta Europa, dijo el miércoles el servicio de monitoreo climático de la Unión Europea, que además informó que su magnitud no tiene precedentes.

Los datos satelitales del Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus de la Unión Europea (CAMS) mostraron que los incendios forestales que se están produciendo actualmente en los estados de California, Oregon y Washington son “decenas a cientos de veces más intensos” que el promedio reciente.

Gracias a los fuertes sistemas de presión, el humo de los incendios quedó atrapado a lo largo de la franja occidental de América del Norte durante días, lo que provocó una calidad del aire potencialmente peligrosa en las principales ciudades de la región: Portland, Oregón y Vancouver y San Francisco entre ellas.(MODIS/Terra satellite)(MODIS/Terra satellite)

No obstante, el clima cambió el lunes, llevando el humo hacia el este. El CAMS dijo que el humo de los incendios recorrió 8.000 kilómetros (casi 5.000 millas) a través de la atmósfera y llegó hasta Gran Bretaña y otras partes del norte del continente.

La agencia estimó a su vez que los incendios, que tienen muchas más probabilidades de ocurrir a medida que la temperatura del planeta continúa aumentando en el marco de la crisis climática, han arrojado más de 30 millones de toneladas de dióxido de carbono desde mediados de agosto.

“La escala y magnitud de estos incendios están en un nivel mucho más alto que en ninguno de los 18 años que cubren nuestros datos de monitoreo, desde 2003”, señaló Mark Parrington, científico y experto en incendios del Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus. “El hecho de que estos incendios emitan tanta contaminación a la atmósfera que todavía podemos ver un humo espeso a más de 8.000 kilómetros de distancia refleja cuán devastadores han sido en su magnitud y duración”.

Las mediciones mostraron que el espesor del humo provocado por los fuegos, llamado profundidad óptica de aerosol o AOD, fue inmenso, dijo Parrington.

Un detalle del humo sobre el norte de Europa (Satelite Meteor M2)

“Hemos visto que los niveles de AOD han alcanzado valores muy elevados de siete o más, que han sido confirmados por una medición terrestre independiente”, añadió. “Para poner esto en perspectiva, un AOD de uno indicaría ya la presencia de muchos aerosoles en la atmósfera”.

Varios usuarios publicaron en las redes fotos del cielo cubierto de humo, que entre otra cosas provocó puestas del sol caracterizadas por tener un color similar al que por estos días tiño de naranja el cielo de California.

No hay comentarios

Dejar una respuesta