Iniciativa de Ley en Nueva York busca prohibir la venta de datos de ubicación de los teléfonos celulares

47
0
Compartir

En Nueva York existe un problema grave en cuanto a privacidad de las personas en internet, pues las compañías de teléfonos celulares y aplicaciones móviles comparten la información de ubicación del usuario que se recopila en la ciudad sin la autorización explícita del cliente.

A partir de estas prácticas, las empresas de telecomunicaciones ganan miles de millones de dolares al año, pues venden esos datos a negocios, y por lo tanto se les entrega valiosa información acerca de los hábitos de las personas.

Se trata de un tema que ha sido blanco de críticas en los últimos años y ahora es el tema de una propuesta de ley que se ha presentado en Nueva York, la cual, en caso de aprobarse, haría ilegal que las compañías de celulares, así como los desarrolladores de appcompartan datos de ubicación recabados durante la estadía del dispositivo en cualquiera de los cinco condados de Nueva York.

Con esta legislación, la ciudad se convertiría en la primera en prohibir la venta de datos de geolocalización a terceros. En la actualidad, según The New York Times, los principales adquirientes de la información son comercializadores digitales, servicios de asistencia de emergencia en carreteraanunciantes minoristas y también fondos de cobertura.

A partir de estas prácticas, las empresas de telecomunicaciones ganan miles de millones de dolares al año. (Foto: Flickr)
A partir de estas prácticas, las empresas de telecomunicaciones ganan miles de millones de dolares al año. (Foto: Flickr)

La motivación de implementar una ley de este tipo es que, como le dijo el concejal demócrata Justin L. Brannan, al diario neoyorquino, «la persona promedio no tiene idea de que sea vulnerable a esto. Nos preocupa el hecho de que alguien pueda suscribirse al servicio celular y sus datos puedan terminar en manos de cinco compañías diferentes«.

En Estados Unidos, nación líder en el mercado tecnológico, no existe una ley federal que proteja los datos de ubicación de los consumidores. Es por esta razón que las ciudades y los estados han buscado establecer sus propias reglas y formas de protegerse en los temas relativos a la privacidad y a los datos de ubicación.

Durante enero, en la ciudad de Los Ángeles se presentó una demanda en contra de la aplicación de meteorología Weather Channel, propiedad de IBM, pues la acusaba derecopilar datos de ubicación de 45 millones de usuarios por mes a partir de una petición engañosa, la cual requería que se activaran los datos de ubicación para obtener informes del clima, pero los usaban con fines comerciales.

En recientes días AT&T fue demandada por la Electronic Frontier Foundation (EFF) debido a la venta de datos de ubicación en tiempo real de sus clientes, pues según varias investigaciones la información terminó en manos de cazarrecompensas.

Para las autoridades que propusieron la ley, la principal motivación es el hecho de que “la persona promedio no tiene idea de que sea vulnerable a esto”. (Foto: Shutterstock)
Para las autoridades que propusieron la ley, la principal motivación es el hecho de que “la persona promedio no tiene idea de que sea vulnerable a esto”. (Foto: Shutterstock)

Otro caso importante fue el que sucedió en noviembre de 2018 en San Francisco, cuando la población votó para que se aprobara una medida a partir de la cual las compañías tendrían que asegurar la información personal de los usuarios, así como divulgar sus prácticas de recopilación de datos si es que querían obtener contratos del gobierno.

La ley propuesta en Nueva York, además de ser una muestra importante de regularización de los entornos digitales, se opondría a la industria de la publicidad en los medios digitales. Además, se excluiría la recopilación de datos de ubicación en el «intercambio de productos o servicios».

Esta legislación es importante, pues los datos de ubicación, según Marc Rotenberg, presidente del Electronic Privacy Information Center, son la «técnica principal para rastrear a las personas en el espacio físico» y su recopilación «plantea preocupaciones de privacidad de gran alcance».

Con estas investigaciones queda en evidencia el hecho de que los asuntos relacionados debieron atenderse desde hace mucho tiempo. «Vivimos en una época en la que la información privada de las personas se vender al mejor postor, y es importante para nosotros pensar en los arreglos del siglo XXI«, dijo Corey Johnson, orador del Consejo.

AT&T fue demandada por la Electronic Frontier Foundation por vender los datos de sus usuarios a cazarrecompensas. (Foto: Archivo)
AT&T fue demandada por la Electronic Frontier Foundation por vender los datos de sus usuarios a cazarrecompensas. (Foto: Archivo)

Las multas que se prevén con esta ley van desde los USD mil por violación a USD 10 mil por día y por usuario si se incurrió en múltiples violaciones. Asimismo, otorga a los clientes el derecho de demandar a las empresas que han compartido su información sin su permiso explícito.

Es importante recalcar que existirán excepciones y estas incluyen información legalmente provista a las agencias policiales, datos proporcionados a servicios de emergencia o información requerida bajo las leyes federales, estatales o de la ciudad.

Para el concejal Brannan, el hecho de que las compañías celulares no se vigilen a sí mismas en este tipo de cuestiones, es una razón de peso para que las ciudades intensifiquen sus regulaciones.

En el Comité de Tecnología del Consejo, esta iniciativa es una prioridad, pues a decir de su presidente, Robert F. Holden, «la privacidad es una preocupación grave, especialmente en un día en una época en que cada vez se nos quita más a medida que avanza la tecnología».

No hay comentarios

Dejar una respuesta