Joaquín ya es huracán categoría 4

364
0
Compartir

El huracán Joaquín llegó a la categoría 4 el jueves al acercarse a islas poco pobladas del centro y oriente de las Bahamas, y meteorólogos dicen que pudiera volverse aún más intenso antes de seguir un rumbo que le llevaría cerca de la costa este de Estados Unidos.

Las autoridades de Bahamas reportaron daños menores por lluvias e inundaciones, pero hasta el momento ningún fallecimiento mientras la tormenta se acerca a la isla principal, dijo el capitán Stephen Russell, director de la Agencia de Manejo de Emergencias.

Las inundaciones más severas reportadas hasta el momento ocurrieron en la isla Acklins, donde ocurrieron apagones y se cortó el servicio telefónico. Russell dijo que unas 565 personas que viven allí estaban atrapadas en sus casas.

Se espera que islas como San Salvador, la Isla del Gato y Cayo Rum sean las más afectadas antes que la tormenta inicie un esperado cambio de rumbo hacia el norte, dijeron meteorólogos.

Joaquín tenía vientos máximos sostenidos de 210 kilómetros por hora (130 millas por hora) y sus vientos con fuerza de huracán se extendían 75 kilómetros (45 millas), dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Para las 2000 GMT, la tormenta tenía su centro unos 115 kilómetros (70 millas) al su sureste de San Salvador, tras pasar junto a los Cayos Samana, en Bahamas. Se desplazaba con rumbo suroeste a 9 kph (6kph).

Las predicciones apuntaban a que la tormenta virará hacia el norte y noroeste, hacia Estados Unidos, el jueves por la noche o el viernes, aunque los expertos seguían reuniendo datos para tratar de determinar cómo podría afectar al país.

«Tenemos aviones de reconocimiento de la Fuerza Aérea dándonos datos continuamente desde dentro del huracán esta mañana, y desplegaremos muchos más recursos aéreos para este problema en los próximos días porque aún no es seguro si Joaquín impactará de forma directa la costa este de Estados Unidos o se quedará en el mar», indicó Rick Knabb, director del Centro Nacional de Huracanes.

En Eleuthera, una estrecha franja de tierra al norte de la Island del Gato, la gente retiró cocos caídos y otros restos de sus jardines y colocaron persianas contra tormentas en medio del vendaval, indicó Chris Gosling, que dirige un servicio voluntario de ambulancias en la isla. Los isleños han aprendido de tormentas pasadas a no arriesgarse.

«La gente no se asusta mucho. No hay nada que uno pueda hacer al respecto. Si viene, viene, y uno hace lo que puede», comentó Gosling, que vive en Eleuthera desde hace 27 años. «Si la previsión acierta, tendremos algo de viento y lluvia y volverá al mar».

Las olas provocadas por la tormenta anegaron parte de la carretera principal de San Salvador y algunas personas que viven en zonas bajas de la isla de Mayaguana fueron instadas a evacuar, indicó Stephen Russell, director de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias en el país.

Esas islas están relativamente poco pobladas, con menos de 1.000 personas en San Salvador, pero son vulnerables en una tormenta porque la mayoría de la gente vive en la costa en casas humildes.

También se emitieron alertas para las islas más pobladas en el noroeste de Bahamas, como Gran Bahama y Nueva Providencia, donde está la capital de Nassau.

La previsión a largo plazo del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indicaba que la tormenta podría acercarse el domingo a la costa este del país a la altura de Carolina del Norte y Virginia.

Eric Blake especialista en huracanes en el centro meteorológico, recomendó a los residentes de la zona que prestaran atención a las noticias sobre la tormenta. «Si sus planes en caso de huracán se oxidaron un poco por la floja temporada de huracanes, éste es un buen momento para refrescarlos».

No hay comentarios

Dejar una respuesta