Le decían “el jorobado de Notre Dame” por una enfermedad degenerativa pero se animó a desnudarse para dar un mensaje

63
0
Compartir

Torstein Lerhol, un noruego que es político, maestro y activista social pero que se ha dado a conocer al mundo gracias a su increíble historia de superación. Según describe La Vanguardiacuando Torstein tenía solo un año de vida la tragedia impactó de pleno en su vida. Los médicos le diagnosticaron una atrofia muscular espinal, enfermedad hereditaria que provoca que las neuronas motoras del cerebro y de la médula espinal se vayan descomponiendo con el paso de los años.

El joven ha pasado toda su vida en una silla de ruedas, pesa sólo 17 kilos, pero gracias al apoyo de sus padres asegura que su vida “tiene mucho sentido”.

Es que lo educaron exactamente igual que a sus otros hermanos, con el objetivo de que pudiera tener las mismas oportunidades de éxito en la vida. Y él, al igual que sus hermanos, pudo viajar por el mundo, estudiar y tener sus propios planes de futuro. Y eso que él mismo que cuando se miraba al espejo se veía “como el jorobado de Notre Dame”. Pero tal y como reconoce, “los estudios y la política me dieron la convicción de que era posible lograr objetivos sin ser perfecto”.

Luego de conocer su historia, un joven estudiante de fotografía, Henrik Fjotoft, lo contactó y le propuso que se desnudara. Su sí a este desafío lo convirtió en un verdadero inspirador social.

Henrik lo retrató desnudo en el bosque. “Sin filtros, sin máscaras, sin edulcorantes que tan de moda están ahora en las redes sociales”, asegura el periódico español.

El político aceptó para dar un mensaje. “Quiero mostrar que el cuerpo y la apariencia no han tenido mucho impacto en mí o mis logros. El cuerpo o la apariencia nunca me ha impedido alcanzar mis metas. Espero que esta publicación llegue al máximo número de personas para dar un poco más de profundidad a la forma de mirar y pensar en los demás con respecto a la apariencia. Nuestro ‘interior’ debe determinar en qué medida tenemos éxito y no nuestro ‘exterior'”, afirma Lerhol.

Y agregó: “El objetivo debe ser una sociedad que se centra en habilidades, destrezas y actitudes, no si usted es gordo, delgado, alto, bajo, o simplemente muy diferente. Entiendo que el cuerpo, al final, está simplemente sobrevalorado“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta