Leche en polvo a granel amenaza salud de los consumidores

    58
    0
    Compartir

    Evitar poner en riesgo la salud de la población es una responsabilidad compartida entre los actores oficiales y privados que deben velar y regular la entrada al país de productos que no afecten la vida de los consumidores, pero al parecer, en el caso de la importación y comercialización de leche en polvo a granel ha sido muy pobre el desempeño de esas autoridades.

    En más de una ocasión el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor) ha realizado operativos en los que ha comprobado que ese tipo de leche no es apta para el consumo humano, debido al estado de insalubridad en que se oferta, e incluso en ocasiones se han encontrado gorgojos y hasta cucarachas mezcladas con el producto.

    Desde que comenzó la importación masiva de ese alimento, sonó la alerta sobre el cuestionado nivel de calidad del mismo, lo que obligó a fijar posiciones públicas a las entidades del comercio y la empresa privada, así como a las asociaciones de consumidores.

    Todos coincidían en que el Estado, como garantista de la salud de la población, debía tomar la decisión urgente de prohibir la importación del producto, lo que en la práctica no ha ocurrido, a pesar del paso del tiempo y del incremento de las denuncias.

    Comprobado el problema hay una interrogante que no debe quedar en el aire: ¿Por qué las autoridades de Salud Pública, Proconsumidor, Aduanas y Procompetencia no han sido persistentes en impedir que este producto entre al mercado local sin las más mínimas condiciones de salubridad, sabiendo que esa inercia afecta directamente a los productores nacionales, los consumidores y al Estado que no recibe los impuestos correspondientes?.

    Los sectores que intervienen en la producción de leche estiman que la única razón por la que la leche en polvo a granel está en los anaqueles de algunos comercios es por la falta de la aplicación de las leyes que protegen la salud y los intereses de los consumidores.

    El actual ministro de Agricultura, Osmar Benítez, cuando presidía la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), consideró injustificable la venta en el país de leche en polvo a granel, advirtiendo que esa práctica ponía en riesgo la salud de los consumidores y proponía sanciones contra quienes importaran el producto.
    Otra entidad oficial, ProConsumidor, que realiza constante operativos para decomisar leche a granel, tras tipificar su venta como “adulteración, falsificación y fraude”, los resultados distan mucho de las promesas de castigar a los infractores.

    De su lado, la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD) también se ha pronunciado en torno al peligro que representa la leche a granel para los consumidores. Su presidente, Campos de Moya, sugirió a las autoridades decomisar y retirar del mercado todo ese producto, tras ser declarado por ProConsumidor como no apto para el consumo.

    “Tan pronto ProConsumidor comprobó mediante análisis de laboratorio que no era apta para el consumo humano, se debió proceder a eliminarlo del mercado”, sostuvo el empresario.

    De Moya coincidió con representantes del comercio, la industria y la ganadería, de que tanto Aduanas, como los ministerios de Agricultura e Industria y Comercio, así como ProConsumidor deben establecer mecanismos para impedir que se siga importando ese tipo de leche, porque se ha demostrado que es nociva para la salud de la población, en especial para la niñez.

    En tanto para el presidente del Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios (Conacerd), Antonio Cruz Rojas, dijo que la responsabilidad principal la tienen los importadores que la traen conscientes de que es un producto que no está apto para el consumo humano.

    Explicó que las licencias son emitidas con el objetivo de que el producto llegue al país como un insumo para las industrias que fabrican queso, yogurt, helados, bizcochos, dulces y otros derivados de la leche.

    Sobre el tema se han pronunciado los presidentes de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Aproleche), Eric Rivero; de la Asociación de Comerciantes Mayoristas de Santo Domingo, Julián Antonio Parra; del Patronato Nacional de Ganaderos, Marcelino Vargas; y el vicepresidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios (Fenacerd), Ricardo Rosario.

    El pasado año, el Ministerio de Salud Pública advirtió que aplicaría sanciones que incluían la incautación de mercancías, cierre temporal o definitivo de comercios y sometimiento a la Justicia de los propietarios que continuarán con la práctica de vender leche en polvo a granel.

    EN NÚMERO

    58 
    Mil productores
    se benefician de la comercialización de la leche, según datos de la Dirección General de Ganaderías.
    130
    Mil vacas
    que producen alrededor de 800 mil litros de leche diarios tenía el país en 2017, de acuerdo al Ministerio de Agricultura.

    EL DATO

    Ese tipo de alimento

    Debe ser envasado en recipientes asépticos por empresas acreditadas en el cumplimiento de las normas sanitarias y calidad requerida

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta