Los conductores adictos al celular son más peligrosos que los ebrios

99
0
Compartir

Los conductores adictos al celular son cada vez más y representan un peligro al volante mayor que los conductores ebrios, reveló un nuevo estudio publicado en Estados Unidos.

A través de una aplicación que controla diversos parámetros en el comportamiento de los conductores, la firma estadounidense Zen Drive analizó los datos anónimos de 1,8 millones de usuarios que recorrieron más de 7.000 millones de kilómetros en tres meses, y los completó con una encuesta sobre 500 conductores.

Los resultados fueron contundentes: el estudio halló que los conductores están un 10% más distraídos en comparación con 2018. Si la tendencia continúa, al menos 1 de cada 5 conductores será un «adicto al móvil» en 2022.

Las distracciones más comunes incluyen hablar, enviar mensajes de texto, navegar en internet y seleccionar música.

Zen Drive aseguró que los conductores triplicaron el tiempo en el que usan sus teléfonos al volante y determinó que los adictos al móvil son un peligro público mayor que los conductores ebrios ya que ignoran la ruta el 28% del tiempo que están manejando y están en la carretera casi el doble del tiempo que la población general. Los conductores ebrios, en cambio, suelen conducir mayormente durante la noche.

La compañía también realizó una encuesta para complementar los datos duros, con el objetivo de obtener información sobre las percepciones de los conductores sobre la conducción distraída. El 85% de los encuestados reconoció que la conducción distraída es un problema y el 47% admitió utilizar el teléfono al menos durante el 10% de sus trayectos. No obstante, el 90% se declaraba «fiable» al volante.

El resultado de la mayor distracción al volante es que, entre otras cosas, las muertes de peatones se encuentran en un máximo desde 30 años y el riesgo de accidente aumentó en un 83%.

«La conducción distraída se ha convertido en la conducción en estado de ebriedad de esta generación», dijo Jonathan Matus, CEO y cofundador de Zendrive. «Debido a que los conductores más distraídos no son conscientes de su propio peligro, animamos a todos a configurar sus respuestas automáticas para que puedan mantener sus ojos fuera de su teléfono y en la ruta».

No hay comentarios

Dejar una respuesta