Más sanciones por la invasión a Ucrania: Polonia evalúa suspender los visados de turistas para los ciudadanos rusos

76
0
Compartir

Estonia y Letonia ya vetaron el ingreso a partir del 18 de agosto. Ahora Varsovia busca implementar la restricción. El objetivo es sumar presión a Moscú por las brutalidades en su ofensiva contra los ucranianos.

El Gobierno polaco comenzó a considerar la posibilidad de restingir a los ciudadanos rusos el acceso a los visados, según declaró el viceministro de Exteriores del país, Piotr Wawrzyk, siguiendo el ejemplo de Estonia y Letonia.

“Estamos desarrollando un concepto que imposibilita la entrega de visados a los rusos”, manifestó a la agencia oficial de noticias polaca PAP.

Wawrzyk se ha declarado a favor, en nombre de su país, sobre la imposición de nuevas sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, entre ellas la suspensión de estos visados, “si bien los grandes Estados miembro, como Alemania, Francia o Países Bajos, se han declarado en contra”.

“Debido a esta reticencia, Polonia está trabajando en una nueva solución”, indicó el viceminstro. Y agregó: “Esperamos tener una decisión al respecto en las próximas semanas”.

Tanto Alemania como la Comisión Europea se han declarado en contra de una suspensión fundamental de los visados para los turistas después de que Estonia decidiera que los ciudadanos rusos no podrían entrar en el país con visado para zona Schengen a partir del 18 de agosto.

Solo quedarían exentos aquellos rusos con nacionalidad estonia o que tengan su residencia permanente allí. También se contempla una exención adicional para visitas familiares.

Letonia directamente ha restringido la emisión de visados por un periodo indefinido y solo contempla como única excepción la asistencia a funerales de familiares cercanos.

Rusia enfrenta grandes problemas por las sanciones de Occidente tras la invasión a Ucrania ordenada por Vladimir Putin. De hecho, la inteligencia de defensa británica reportó el último jueves que las sanciones occidentales estaban teniendo un impacto cada vez mayor, incluso en las exportaciones de defensa de Rusia, en un momento en que entró en vigor la prohibición total de la Unión Europea (UE) sobre las importaciones de carbón ruso.Luiza, de 74 años, mira las casas destruidas, tras los ataques militares en Kramatorsk, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania (REUTERS/Nacho Doce)Luiza, de 74 años, mira las casas destruidas, tras los ataques militares en Kramatorsk, mientras continúa la invasión rusa de Ucrania (REUTERS/Nacho Doce)

Londres señaló que Moscú ya estaba presionado por la necesidad de producir vehículos de combate blindados para sus tropas en Ucrania y, por lo tanto, “es muy poco probable que sea capaz de cumplir con algunos pedidos de exportación”, en un sector del que se ha enorgullecido durante mucho tiempo.

Según destacaron, Bielorrusia ha presentado un nuevo vehículo de combate principal (MBT) T-72B mejorado a nivel nacional, un indicio de que Minsk tuvo que desarrollar la alternativa en lugar de un programa de modificación de MBT contratado anteriormente a la empresa estatal rusa UralVagonZavod.

La actualización de la inteligencia de defensa británica señala que la capacidad industrial militar de Rusia “se encuentra ahora bajo una presión significativa, y la credibilidad de muchos de sus sistemas de armas se ha visto socavada por su asociación con el mal rendimiento de las fuerzas rusas”.

El informe, que destaca “el creciente efecto de las sanciones occidentales”, encaja con la creencia occidental de que la serie de medidas que impusieron al Kremlin desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero está teniendo un impacto cada vez mayor en la economía rusa.

Pero de multiplicarse la restricción de visados para turistas, el Kremlin enfrentaría una gran presión interna.

Fuente-infobae.

No hay comentarios

Dejar una respuesta