Médicos ven preocupante desborde casos COVID-19 en centros de Salud

    117
    0
    Compartir

    “Donde laboro estamos llenos y sobregirados en las áreas de COVID-19, en emergencias pacientes permanecen en espera para internamiento y no hay camas. Tendremos que habilitar más espacio si continuamos así”.

    La preocupante afirmación procede de Milci Contreras, internista de la Clínica Unión Médica de Santiago, provincia que se sitúan en el segundo lugar con la mayor producción de contagios en un día. Solo ayer en Santiago 83 casos y dos defunciones nuevas.

    Unión Médica, clínica que brinda al sistema 62 camas para COVID y 15 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) está su máxima capacidad y con los 13 espacios habilitados en emergencias con personas esperado una cama.

    De acuerdo a la Relacionista Público del centro, Glenny Rodríguez, de los 15 pacientes en estado críticos dos dependen de respiradores artificiales.

    El escenario anterior retrata la caótica situación de los centros de salud, debido a crisis sanitaria generada por el coronavirus, cuya agresividad se ha intensificado exponencialmente en el país marcando record de contagios por tres días consecutivos en la última semana.

    Desde el primero de julio hasta el corte del domingo pasado, han surgido 5,172 infectados, cifra que muestra un comportamiento ascendente de los casos, ya que el primero de julio se reportaron 810 casos, el día dos, 951; el día tres, 1,036 y el cuatro 1,241; siendo la más alta registrada en todo el tiempo de la pandemia y ayer 703.

    En igual estado se encuentra la Clínica Corominas de dicha provincia, donde las 79 camas de hospitalización y 15 de UCI esta totalmente ocupadas, con una lista de espera.
    Ante el panorama las autoridades de Salud de Santiago, habilitaron la torre nueva completa del Instituto Materno Infantil de Santiago para ingresar pacientes con el virus y según fuentes ayer estaban sobregirados.

    Hospitales de Gran Santo Domingo
    En tanto en hospitales del Gran Santo Domingo, demarcación más contaminada por el virus, concentrando el 56% de los 38,128 casos confirmados, 10,448 de los cuales son infectados activos, la UCI esta escaseando y solo aparece algunas camas para pacientes estables.

    El Centro de Cardio-Neuro-Oftalmológico y Trasplante (Cecanot) tiene llena las 40 camas de UCI. En igual situación está, la Clínica Juan Carlos, en sus 15 camas que brinda al sistema, el Centro Médico Domínico Cubano con 25 camas ya no está recibiendo pacientes.

    En el hospital General Plaza de la Salud la lista de espera es larga, ya que el pabellón habilitado con 30 camas de hospitalización y 15 de intensivo están ocupados.
    El Marcelino Vélez, en Herrera, tuvo que ampliar su capacidad de UCI de seis a 10 camas las cuales están totalmente llenas.

    La doctora Milci Contreras manifestó que el personal de salud esta en una condición de agotamiento y externó que es lamentable que las personas no han entendido la gravedad de la situación, sin embargo enfatizo que humanamente harán lo que se pueda.

    En el Hospital de Boca Chica, la gente enferma por otras afecciones no quiere ir por las largas filas que se arman allí de gente sospechosa del virus, según narra una fuente vinculada al centro.

    En los demás centros las demás áreas clínicas trabajan con regularidad y el flujo de personas no es ni remotamente parecido al circula en las destinada para el COVID-19.

    Situación en Asilo San Francisco de Asís
    Luego de la detección de un brote de COVID-19 en el asilo de adultos mayores del San Francisco de Asís han ocurrido 19 fallecimientos en los últimos 11 días.
    Una fuente de entero crédito vinculada al centro, informó a EL DÍA que de esa cantidad, al menos 11 son probables por COVID y ocho, no sospechosos.

    Actualmente, el centro está siendo intervenido por las autoridades y el Servicios Nacional de Salud (SNS) suplió de materiales de protección y designó un médico adicional.

    Los pacientes aislados con síntomas similares al virus, ascienden a 12, de los cuales dos están negativos al coronavirus y los demás tienen pendiente los resultados de la prueba PCR.

    Durante la intervención del pasado lunes, coordinada por el Consejo Nacional de Persona Envejeciente (Conape), el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Defensa, se tomó la decisión de trasladas a 18 pacientes a hospitales públicos, como el Santo Socorro, Cecanot y Engombe. Y según la fuente, dos de esos pacientes fallecieron.

    También señaló que en las últimas 48 horas no han ocurrido fallecimientos y el personal continúa con la búsqueda activa de personas sintomáticas.

    Dijo además que otros pacientes llevan el tratamiento paliativo a los síntomas desde sus casas.

    En cuanto a las cuatro monjas que estaban ingresadas, dos recibieron la de alta médica y las demás se encuentran estables.

    Aun no todos los casos están confirmados positivos al COVID-19 debido a que están pendiente de los resultados de la prueba PCR, cuyo dictamen determinará la real causa de las muertes.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta