Nuevo modelo de internamiento y cierre de hospitales reduce camas

73
0
Compartir

El nuevo modelo de habitación hospitalaria de dos camas por sala ha provocado que los principales hospitales públicos y descentralizados del Gran Santo Domingo mantengan una sobre demanda de camas.

La situación es peor, debido al cierre y mantenimiento de los hospitales Luis Eduardo Aybar y el Padre Billini, que han volcado sus pacientes a otros establecimientos de salud.

Eso ha obligado a reducir los días de internamiento, con un máximo de estadía de 15 días, excepto casos especiales de enfermos que requieren de más días de ingreso.

Anteriormente existía el sistema de pabellones, que incluía hasta 30 camas y camillas y provocaba la transmisión de enfermedades nosocomiales. Entre los hospitales que se encuentran en esa situación figuran el Francisco Moscoso Puello, Darío Contreras, Marcelino Vélez Santana y Ney Arias Lora, la demanda de camas es más intensa en fines de semana largos y días de asueto como la Semana Santa y navidades.

El modelo de dos camas por habitación está hecho con base en la Atención Primaria, para reducir la cantidad de internamiento, lo que favorece la salud de las personas.

Francisco Torres, director del hospital Francisco Moscoso Puello, dijo que eso sería lo ideal, porque se reducirían las enfermedades nosocomiales.

En la actualidad, por el cierre de los hospitales Luis Eduardo Aybar y Padre Billini, el centro asistencial asiste a una sobrepoblación, tanto en sus áreas de consulta como emergencia e internamiento. El pasado mes de abril hubo un total de 877 internaciones que se rotaron entre las 147 camas de las que dispone el hospital, mientras tanto, a diario son atendidos 600 pacientes en emergencias, entre niños y adultos.

Ante esa situación, la dirección del establecimiento de salud se ha visto en la obligación de colocar cuatro camas en habitaciones con la dimensión que así lo permiten, aunque el director reconoce que no es lo correcto, sino una alternativa para enfrentar la demanda.

Las nuevas habitaciones ofrecen más privacidad, y menos posibilidad de que se enfermen. De su lado, el director del hospital Darío Contreras, José Aponte, dijo que el centro dispone de 210 camas, por día se ingresa de 18 a 20 pacientes, con un promedio de estadía de 15 días.

“En ocasiones de mucha demanda, hemos habilitado el área de prequirúrgico para internamiento”
José Aponte Director D. Contreras
El nuevo modelo de habitación hospitalaria de dos camas por sala ha provocado que los principales hospitales públicos y descentralizados del Gran Santo Domingo mantengan una sobredemanda de camas.

La situación es peor, debido al cierre y mantenimiento de los hospitales Luis Eduardo Aybar y el Padre Billini, que ha volcado sus pacientes a otros establecimientos de salud.

Eso ha obligado a reducir los días de internamiento, con un máximo de estadía de 15 días, excepto casos especiales de enfermos que requieren de más días de ingreso.

Anteriormente existía el sistema de pabellones, que incluí hasta 30 camas y camillas y provocaba la transmisión de enfermedades nosocomiales.

Entre los hospitales que se encuentran en esa situación están el Francisco Moscoso Puello, Darío Contreras, Marcelino Vélez Santana y Ney Arias Lora, siendo la demandad de camas más intensas en fines de semana largos y días de asuetos como la Semana Santa y navidades.

El modelo de dos camas por habitación está hecho en base a la Atención Primaria, para reducir la cantidad de internamiento, lo que favorece a la salud de las personas.

Francisco Torres, director del hospital Francisco Moscoso Puello, dijo que eso sería lo ideal, porque se reduciría las enfermedades nosocomiales.

En la actualidad, por el cierre de los hospitales Luis Eduardo Aybar y Padre Billini, el centro asistencial asiste a una sobre población, tanto en sus áreas de consultas, emergencia e internamiento.

El pasado mes de abril hubo un total de 877 internamientos que se rotaron entre las 147 camas de las que dispone el hospital, mientras tanto, a diario son atendidos 600 pacientes en emergencias, entre niños y adultos.

Ese hospital cuenta con 24 camas de cuidados intensivos.

Ante esa situación, la dirección del establecimiento de salud se han visto en la obligación de colocar cuatro camas en habitaciones con la dimensión que se lo permite, aunque el director reconoce que no es lo correcto, sino un una alternativa para enfrentar la demanda.

Las nuevas habitaciones ofrecen más privacidad, y menos posibilidad de que se enfermen.

Bajaron la estancia promedio de pacientes de 12 días a 7, para lograrlo tuvieron que contratar dos médicos , para revisar los procesos de los internos y recomendar las de altas médicas.

“Hoy en día la tendencia es que la atención sea más en las casas y que los internamientos se reduzcan, por eso las habitaciones en el nuevo diseño se han hecho para colocar dos camas. Eso ofrece más privacidad, confort y menos posibilidad de que se enfermen”, dijo Torres.

De su lado, el director del hospital Darío Contreras, José Aponte, señala que mientras más rápido se le da respuesta a los pacientes más disponibilidades de cama tienen.

“Hoy mismo (ayer) en la entrega de guardia se presentó que teníamos 29 camas disponibles, de niños y adultos”, dijo Aponte.

El Darío Contreras dispone de 210 camas, por día se ingresan 18 y 20 pacientes, mientras tanto, el promedio de internamiento del día-cama es de 15 días, lo que el director considera alto. Las camas de cuidados intensivos suman 20.

De su lado, el director del hospital Darío Contreras, José Aponte, dijo que el centro dispone de 210 camas, por día se ingresan 18 y 20 pacientes, con un promedio de estadía de 15 días.

El hospital Ney Arias Lora cuenta con 36 habitaciones semiprivadas; 47 privadas y 19 en la unidad de cuidados intensivos.

Al igual que en el Darío Contreras y excepto, el área de pediatría, el Ney Arias Lora solo atiende pacientes de traumatología, incluye ortopedia y neurocirugía y cirugía general.

En el caso del hospital Marcelino Vélez Santana, el promedio de ingreso de pacientes por mes es de 731, los días de estancia son entre 5 y 7 días y la cantidad de camas en planta suman 174, de acuerdo con un informe del centro asistencial. En emergencia disponen de 57 camas.

Las camas por habitación están distribuidas en 15 habitaciones privadas, cinco en medicina interna ( seis camas por habitación) , mientras tanto, 64 de las habitaciones disponen de dos camas cada una.

No hay comentarios

Dejar una respuesta