El Papa regresa a la realidad latinoameticana

La crisis política, los abusos sexuales y la defensa de los indígenas marcan el viaje del Papa a Chile y Perú.

114
0
Compartir

Jorge Mario Bergoglio regresa el lunes a Latinoamérica viajando a Chile y Perú en una visita que la Iglesia católica plantea como pastoral para promover “la paz, la unidad y la esperanza con la alegría del Evangelio”, según dijo el portavoz vaticano, Greg Burke, pero que va a estar marcada por la situación política de ambos países y las reivindicaciones tanto de los indígenas como de las víctimas de abusos sexuales cometidos por eclesiásticos.

Momento político

El Papa arriba primero a Chile, la nación latinoamericana donde menos ha prendido el ‘efecto Francisco’ y que él mismo conoce bien pues vivió allí durante sus años de estudio en el noviciado de los jesuitas. Su llegada se produce en un momento de transición política tras la victoria en la segunda vuelta de las elecciones del pasado diciembre del candidato de centro derecha Sebastián Piñera, que ya fue presidente de 2010 a 2014 y volverá a serlo a partir del 11 de marzo, cuando sucederá en el cargo a Michelle Bachellet. Durante su estancia en Chile, Bergoglio recordará a las víctimas de la dictadura al saludar tras la misa que presidirá en Iquique a dos supervivientes de la represión del régimen militar de Augusto Pinochet.

Peru Vorbereitungen für Besuch Papst Franziskus (Getty Images/AFP/C. Bouroncle)Lienzo de vienvenida en el Ministerio de Salud, en Lima.

Más encendida está la situación en Perú, adonde el Papa arribará el jueves 18, después del polémico indulto a Alberto Fujimori en el día de Nochebuena por parte de Pedro Pablo Kuczynski. El actual presidente sacó de la cárcel a Fujimori, quien cumplía desde 2009 una condena a 25 años de reclusión por crímenes de lesa humanidad, después de salvarse de un proceso de destitución en el Congreso gracias a la abstención de diez legisladores del partido ‘fujimorista’. La permanencia de Kuczynski en el cargo se había visto cuestionada por su posible implicación en la trama de corrupción de la compañía brasileña Odebrecht.

La sombra de los escándalos

Dos escándalos que sacudieron las Iglesias de Chile y Perú marcan igualmente la visita. Se trata de los casos del sacerdote Fernando Karadima, condenado por abusos sexuales a menores pero protegido por el obispos de obispo de Osorno (Chile), y del Sodalicio de Vida Cristiana, una institución católica peruana intervenida el pasado miércoles por el Vaticano. La decisión de Roma llegó después de que la Fiscalía acusara a su fundador, Luis Fernando Figari, de presuntos delitos de asociación para delinquir, secuestro y lesiones psicológicas grave. Los miembros del Sodalicio están siendo además investigados por supuestos abusos sexuales. Las víctimas de estos dos escándalos piden al Pontífice argentino más dureza contra los abusadores dentro de la Iglesia y prometen protestas durante su estancia en Chile y Perú.

El tercer gran tema del viaje será la defensa del medio ambiente y de los derechos de los indígenas. Bergoglio se reunirá el miércoles 17 con un grupo de mapuches en Temuco, en la región meridional chilena de la Araucanía, reivindicado por el este pueblo originario. El viernes 19 visitará la localidad peruana de Puerto Maldonado, donde mantendrá un encuentro con 2.000 representantes de los pueblos de la Amazonía.

No hay comentarios

Dejar una respuesta