Polonia enviará indemnización a víctimas de abuso sexual en Juncalito

400
0
Compartir
Wojciech Gil

El gobierno de Polonia notificó a las autoridades dominicanas sobre el inminente envío de indemnizaciones económicas para los seis monaguillos que fueron víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote polaco Wojciech Gil, informó el viernes la Procuraduría general.

La institución dijo en un comunicado que recibió la información a través del departamento de Cooperación Jurídica Internacional de la fiscalía de Varsovia.

Se abstuvo de precisar los detalles del pago de las indemnizaciones. Luisa Liranzo, fiscal de la ciudad de Santiago y quien estuvo a cargo del proceso contra Gil en el país, indicó citada por la Procuraduría que se reunió con los representantes de las víctimas para informales sobre las indemnizaciones.

Gil, de 37, fue condenado el 25 de marzo de este año por un tribunal de Polonia a siete años de cárcel por las violaciones contra los seis monaguillos dominicanos que eran menores de edad en el momento de las infracciones y contra otros dos polacos.

El sacerdote fue arrestado en Polonia por solicitud del gobierno dominicano a principios del 2014, luego de permanecer prófugo varios meses.

Las violaciones ocurrieron entre 2008 y 2013, cuando el sacerdote fungía como párroco de la iglesia de la pequeña comunidad montañosa de Juncalito, 200 kilómetros al norte de Santo Domingo.

Dado que Polonia no extradita a sus ciudadanos, la Procuraduría dominicana envió a Varsovia todo el expediente y las pruebas contra Gil para que fuera procesado en ese país.

Gil insistió en su inocencia y llegó a un acuerdo con la fiscalía polaca para que lo condenaran a una sentencia reducida.

Como parte de su condena, Gil debe pagar 125.000 zloty (unos 33.400 dólares) para ser distribuidos como indemnización entre las seis víctimas dominicanas, según había informado el procurador general polaco, Andrzej Seremet, durante una visita en mayo pasado a República Dominicana.

Seremet se reunió durante aquella visita con los familiares de las víctimas. El proceso judicial coincidió en el tiempo con las denuncias de abuso sexual de menores en contra del ex nuncio apostólico Józef Wesolowski, otro sacerdote polaco que mantenía una estrecha amistad con Gil.

Wesolowski, de 67 años, murió el 28 de agosto pasado en el Vaticano por causas naturales cuando enfrentaba cargos en un tribunal de la ciudad-estado por posesión de pornografía infantil y abuso sexual contra menores de edad durante su estancia como representante del Papa en República Dominicana de 2008 al 2013.

elnacional

No hay comentarios

Dejar una respuesta