Por qué no debes usar luz tenue al trabajar, leer o estudiar

425
0
Compartir

La importancia de la luz

Por qué no debes usar luz tenue al trabajar, leer o estudiar

Cuando nos concentramos, puede que generalmente no lo notemos, pero es muy importante qué tipo de luz usamos para hacerlo. Nos preocupamos más por dónde que por el cómo estará ambientado nuestro lugar.

Esto, aunque no lo creas, suele traer complicaciones porque según el tipo de luz que utilices, mejor o peor será la concentración o productividad que tengas. Puede que suene raro pero es real.

Por eso, sobre todo en tiempos de pandemia, si estás buscando cómo adaptar tu espacio personal, ten en cuenta esta información que vamos a darte para saber qué hacer y cuándo hacerlo en tu hogar.

De qué se trata

Por qué no debes usar luz tenue al trabajar, leer o estudiar

Para conocer cómo incide la luz a la hora de estudiar, leer o trabajar, se realizó un experimento con ratas africanas, que son igual de diurnas que los seres humanos, ¿sabías este dato?

Se las expuso durante cuatro semanas a dos tipos de luces: tenues y brillantes. De esta manera los investigadores pudieron ver qué ocurría con una luz o con la otra, ¿puedes creerlo? Llegaron a conclusiones súper interesantes.

El veredicto

Por qué no debes usar luz tenue al trabajar, leer o estudiar

Para empezar, según estudios que se hicieron sobre esta situación, lo que sucede es que empiezas a perder capacidad en tu hipocampo, la zona del cerebro que se encarga del aprendizaje y de la memoria, ¿sabías?

Además, los que trabajan con una luz brillante tienen un mejor desempeño en relación a los que lo hacen con una luz tenue, ¿sabías? La luz brillante genera una mejor performance porque hay más capacidad de concentración y acción.

Por otro lado, se llegó a la conclusión de que si sostenidamente te expones a luz tenue, se reduce una sustancia llamada factor neurotrófico derivado del cerebro, lo que mantiene las neuronas sanas en hipocampo.

Todo esto te lo contamos para que sepas qué tienes que escoger la próxima vez que necesites concentrarte para una tarea. Ahora sabes que no es lo mismo la luz y el lugar que escojas para tu próxima tarea, ¿no te parece?

Y tú, ¿qué lugar y que luz utilizas para concentrarte? De ahora en adelante, recuerda utilizar una luz brillante para obtener mejores resultados. ¡No lo olvides!

No hay comentarios

Dejar una respuesta