Prohibición de venta de bebidas alcohólicas en provincias afectadas por Fiona no se acata a plenitud

78
0
Compartir

En el caso de El Seibo la prohibición se cumple en negocios de la avenida principal Manuela Diez Jiménez, no así en las periferias

El decreto que limita la venta de bebidas alcohólicas pasadas las 6:00 de la tarde en las provincias afectadas por el paso del huracán Fiona se cumple de forma parcial en algunas ciudades de la región este.

En el caso de El Seibo la prohibición se cumple en negocios de la avenida principal Manuela Diez Jiménez, no así en las periferias.

Se pudo comprobar que en un establecimiento ubicado cerca de la avenida Manuela Diez Jiménez, la venta de bebidas alcohólica no se hace, en fiel cumplimiento a la medida del Poder Ejecutivo y los empleados se los hacen saber a sus clientes.

Sin embargo, en negocios de la periferia de la ciudad, las ventas de bebidas no son supervisadas y se venden sin mayores restricciones pasadas las 6:00 de la tarde, así como en sectores como Ginandiana, Canta Maco y Villa Guerrero, entre otros, y ni hablar de los que quedaron en pie de la zona rural, donde no se conoce el decreto.

En La Romana, en muchos establecimientos de la zona céntrica de la ciudad, no se conoce la medida, solo cuando patrullas policiales lo reiteran en los operativos nocturnos que realizan, mientras que en los sectores periféricos, no se cumple la medida del Poder Ejecutivo.

El regidor Felipe Hunt, quien ha estado de frente de labores de reconstrucción tras lo decidido por el alcalde Tony Adames y aprobado por el Concejo de Regidores del Ayuntamiento de La Romana, dijo que no ha advertido ninguna merma o disminución en las ventas de bebidas, tras el referido decreto.

El menudeo

Uno de los lugares más desafiantes que han hecho caso omiso al decreto es la provincia de Hato Mayor.

Mediante un conversatorio vía Zoom, entre comunicadores de la región, el veterano periodista Manuel Antonio Vega reveló que el aumento de los puntos de ventas de estupefacientes en la ciudad, ante la mirada de las autoridades, representa un desafío.

Explicó que en horas de la noche los delincuentes se adueñan de los barrios sin régimen, y que pasadas las 1:00 de la madrugada se realizan disparos tanto en barrios de aquí, como de Sabana de la Mar, donde tampoco se cumple el decreto.

Muchas personas consideran que debe existir un freno y las patrullas policiales actuar de forma más activa, ante el desorden que se observa, lo que no es coherente ante los daños y pérdidas que han sufrido miles de familias en El Seibo, Hato Mayor, La Romana e Higüey tras el paso del fenómeno natural.

Fuente-Listin Diario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta