República Dominicana crece como líder en la industria del cine en el Caribe y AL

447
0
Compartir
Los miembros del Clúster de Cine Dominicano Augusto Ferias, Ana Judith Alma, Humberto Castellanos, Myrna Fernández y Luis Arambilet. Napoleón Marte

La República Dominicana se ha convertido en uno de los mejores escenarios para la inversión, tanto nativa como extranjera, en la producción de películas. El país no tiene competidor en el Caribe en la industria cinematográfica y su única amenaza puede ser Florida, si otorga incentivos fiscales similares a los dominicanos.

Así lo afirmaron los miembros del Clúster de Cine Dominicano, quienes destacaron que los buenos incentivos que da la Ley de Cine, así como los costos más bajos hacen que el país sea el más atractivo en la zona del Caribe y otros países de la región, y solo Colombia supera al país en este aspecto.

Destacaron que desde el año 2010, y con la aprobación de la Ley 108-10 de Cine, el sector disfruta de unas ventajas fiscales que estimula la inversión nacional y extranjera y que ha llevado a duplicar la cantidad de películas y las inversiones en las mismas que se realizan anualmente desde entonces.

Estimaron que en los próximos cinco años la República Dominicana puede generar de forma directa, cinco mil millones de pesos en la industria cinematográfica y 8,000 puestos de trabajos directos. Actualmente los empleos directos creados pueden rondar los tres mil.

Estas informaciones fueron ofrecidas por los miembros del Clúster de Cine Dominicano Ana Judith Alma, representante de Larimar Films; Luis Arambilet, vicepresidente de Asociación Dominicana de Cine (Adocine); Augusto Ferias, presidente de la Asociación Dominicana de Actores de Cine (ADAC); Humberto Castellanos (Che), coordinador del clúster, y Myrna Fernández, encargada del clúster, quienes participaron como invitados en el Encuentro Económico.

Alma destacó que lo fundamental para experimentar este crecimiento ha sido el incentivo fiscal que otorga la Ley de Cine, pues las producciones extranjeras se trasladan a donde tiene mayores ventajas de incentivos. Dijo que un ejemplo cercano es en Estados Unidos, donde los dos Estados con más filmaciones son Georgia y Louisiana, porque tienen mayores incentivos fiscales.

“Las filmaciones van a venir de otro país aquí en la medida en que podamos ofertarles mayores incentivos fiscales y la ley se los ofrece y deben mantenerse”, expresó.
Dijo que las producciones locales cuentan con un gran personal capacitado y a bajo costo que también es atractivo para las producciones extranjeras.

Castellanos explicó que la ley permite devolver el 25% de lo invertido en una película cuando sea mayor de 500 mil dólares el total invertido a través de un crédito fiscal que puede ser transferido o vendido, y los puestos de bolsa lo comercializan. También hay exenciones en el pago del Impuesto sobre la Renta (ISR).

Explicó que el objetivo de la ley es incrementar la producción de películas, estimulación en la inversión nacional e internacional, aumentar el empleo local, impulsar el mercado local y generar mayor calidad del contenido, recursos creativos, técnicos y profesionales.

Crecimiento de otros sectores. El coordinador del clúster indicó que con la ley se permite la generación de nuevos ingresos para el Estado tanto por la generación de empleo, como por los negocios indirectos al cine.
Precisó que en República Dominicana se estima que hasta el momento existen seis “crews” o equipos técnicos de soporte de las películas disponibles y de calidad suficiente para satisfacer producciones con estándares de calidad internacional.
El cine, expresó Castellanos, tiene un enorme potencial para servir de enclave de todos los sectores productivos, pues se encadena con la agricultura, los servicios financieros, la infraestructura, el turismo, telecomunicaciones, comercio, otros rubros culturales, con la manufactura”, entre otros sectores.
Agregó que debido a la duración de estos proyectos y su dependencia con las comunidades en las que se desarrollan, cada una de estas producciones también genera un aumento en la creación de empleos y contratación de servicios locales, dinamizando así la economía del sector.

Cine como marca país. Los directivos del clúster enfatizaron que uno de los objetivos que persiguen como sector es instaurar el cine dominicano como una marca-país que pueda ser reconocido a nivel mundial.

Destacaron que buscan impulsar el desarrollo del cine y lograr incrementar su calidad, definir la industria del cine como un vehículo de promoción de la marca país.

Entienden que la industria del cine tiene un extraordinario potencial de fortalecer el crecimiento de las exportaciones dominicanas, colocar una imagen que favorezca la inversión y la confianza en el país, fortalecer el flujo turístico y generar un mayor aprecio por lo dominicano.
Para lograr impulsar esta marca país se requiere que se definan los parámetros que han de tener las películas que se lleven a cabo bajo estos criterios.

Informaron que en el Clúster participan más de 300 miembros de diversas agente de la industria cinematográfica, como son estudios, productores, actores, guionistas, inversionistas, la Dirección General de Cine (DGCine), el Ministerio de Cultura, salas de cine, críticos, entre otros.

El Clúster de Cine Dominicano fue constituido hace un año y nace de la necesidad que vieron las empresas y asociaciones del sector de asociarse para impulsar el encadenamiento con otros subsectores de la industria dominicana, así como con otros sectores productivos nacionales.

hoy

No hay comentarios

Dejar una respuesta