República Dominicana suscribe declaración sobre desastres con EE.UU. y región caribeña

    29
    0
    Compartir

     El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, suscribió este viernes con Estados Unidos y 17 naciones caribeñas una declaración de intención para fortalecer la capacidad de afrontar desastres en la región y, en particular, mejorar la resiliencia del sector de la aviación civil frente a estos lamentables sucesos.

    El documento establece la designación de puntos de contacto que puedan participar en un grupo de planificación, adaptación y respuesta ante desastres dentro de cada autoridad de aviación civil y proveedores de servicios de navegación aérea.

    También, colaborar en el establecimiento de un mecanismo para compartir información y lecciones aprendidas para la recuperación, así como establecer mejores asociaciones y mecanismos de comunicación para mitigar las vulnerabilidades.

    La declaración surgió del “Diálogo ministerial sobre preparación ante huracanes y resiliencia ante desastres en el Caribe”, celebrado en la sede del Comando Sur, en Miami Florida., donde el subsecretario de Estado norteamericano, John J. Sullivan, y almirante Craig S. Faller, jefe del Comando del Sur, fueron los anfitriones del evento.

    El canciller Vargas Maldonado destacó los avances del país en la prevención y mitigación de catástrofes naturales, y respaldó la colaboración regional en esta materia.

    Agregó que, debido de la vulnerabilidad de la región caribeña frente a los desastres naturales, el Gobierno dominicano incluyó ese tema en la agenda que el país agotó  en la presidencia temporal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en enero de este año 2019,  al presentar la problemática como “uno de los grandes enemigos del desarrollo, la paz y la seguridad en nuestra región”.

    Declaración conjunta

    Además de la declaración de intenciones, la jornada de diálogo arrojó una manifestación conjunta en la que los Estados participantes, respaldaron, entre otras acciones, promover la integración y coordinación de los mecanismos de respuesta regional en el Caribe, incluyendo la Agencia de Manejo de Emergencias y Desastres del Caribe; el Sistema de Seguridad Regional; las agencias del Gobierno de los EE. UU., y los aliados.

    Todo a los fines de facilitar una planificación, mitigación, respuesta y resiliencia más efectiva y eficiente ante los desastres naturales, incluida la exención o la aceleración de las autorizaciones diplomáticas, la exención o la reducción de los aranceles aduaneros, la racionalización de sobrevuelo y permisos en el espacio aéreo, así como para garantizar que los profesionales de primeros auxilios tengan la capacidad de responder rápidamente a desastres en otros países.

    Igualmente, comprender que, si bien el uso de recursos militares y de defensa civil internacional en reacción ante desastres solo puede considerarse como último recurso, cuando las capacidades civiles locales, nacionales e internacionales sean sobrepasadas, se debe realizar una coordinación civil-militar, en apoyo de la nación afectada.

    En la reunión participaron funcionarios y altos representantes de instituciones ligadas a la prevención de desastres de Estados Unidos, República Dominicana, Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Barbados, Belice y Curazao.

    También, de Trinidad y Tobago, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, St. Kitts and Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Martín y Surinam.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta