Sandra Bullock se retira de la actuación, padece síndrome de Burnout

93
0
Compartir

“No quiero estar en deuda con el horario de nadie más que el mío», afirma ella

Sandra Bullock, una de las más famosas actrices de Hollywood, se retira de la actuación por tiempo indefinido mientras enfrenta el síndrome Burnout o Síndrome de Desgaste Profesional que padece.

“No quiero estar en deuda con el horario de nadie más que el mío. Estoy tan quemada. Estoy tan cansada y no soy capaz de tomar decisiones saludables e inteligentes y lo sé”, explicó en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter.

Luego agregó: “El trabajo siempre ha sido constante para mí y he tenido mucha suerte, pero me di cuenta de que posiblemente se estaba convirtiendo en mi muleta. Era como abrir una nevera todo el tiempo y buscar algo que nunca estuvo ahí”.

La veterana actriz manifestó que su rutina diaria le dejaba poco tiempo para convivir con sus hijos, Louis y Laila Bullock, y con su esposo Bryan Randall.

“Quiero estar en casa. Sólo quiero estar en casa… Porque siempre estaba corriendo, siempre estaba corriendo hacia lo siguiente. Sólo quiero estar presente y ser responsable de una cosa”, expresó.

Bullock, de 57 años, padece de Burnout,también llamado síndrome de desgaste profesional o síndrome de estar quemado, que se desarrolla, por lo general, en las profesiones de ayuda y de interrelación social frecuente.

Ganadora del Óscar por «Un sueño posible» («The Blind Side».2009), Sandra Annette Bullock nació en Arlington, Virginia, Estados Unidos, el 26 de julio de 1964, pero creció en Alemania.

Actriz y productora de cine y televisión, siempre dudó entre dedicarse a la canción o ser actriz, y de regreso a su país trabajó de camarera para pagarse las clases de interpretación.

Sus inicios como actriz fueron en pequeños papeles en series y programas de televisión.

En la pantalla grande se dio a conocer sobre todo por ‘Secuestrada’, junto a Jeff Bridges, trabajado también en ‘Esa cosa llamada amor’, de Peter Bogdanovich, al lado de River Phoenix y Dermot Mulroney, en donde interpretaba a una cantante.

Trabajó con Sylvester Stallone en ‘Demolition Man’, pero su gran consagración llegó en 1994 con ‘Speed’, como la conductora de un autobús urbano con una bomba en su interior que estallaría si disminuye la velocidad o se para. 

En 2010 y 2013, de acuerdo con Forbes, fue la actriz mejor pagada con ganancias calculadas en 56 millones de dólares.

No hay comentarios

Dejar una respuesta