Trasplantes fecales para ayudar a salvar a los koalas

58
0
Compartir

Los trasplantes fecales están ayudando a expandir los microbiomas de koala, permitiendo a los marsupiales comer una gama más amplia de eucaliptos y posiblemente sobrevivir a la pérdida de hábitat.

Un estudio con investigadores de la Universidad de Queensland (UQ), en Australia, ha analizado y alterado los microbios en los intestinos de los koalas, y ha descubierto que un trasplante fecal puede influir en las especies de eucaliptos que pueden alimentarse.

La doctora Michaela Blyton, de la Escuela de Química y Biociencias Moleculares de la UQ, se inspiró para realizar la investigación después de una devastadora caída en la población de koalas en el cabo Otway en Victoria, Australia.

«En 2013, la población de koalas alcanzó densidades muy altas, lo que los llevó a defoliar sus especies preferidas de árboles alimenticios, la goma de maná –dice la doctora Blyton–.

Además, ha explicado que esto condujo a una mortalidad del 70 por ciento debido al hambre, que fue muy angustiante. Lo interesante fue que a pesar de que los koalas estaban muriendo de hambre, generalmente no comenzaron a alimentarse de una especie de árbol menos preferida, el eucalipto, a pesar de que algunos otros se alimentan exclusivamente del mismo.

«Esto me llevó a mí y a mi colega, el doctor Ben Moore de la Universidad de Western Sydney, a preguntarnos si los microbiomas de los koalas estaban limitando qué especies podían comer, y si podíamos permitirles expandir su dieta con trasplantes fecales», ha añadido.

El equipo atrapó koalas salvajes que solo comieron goma de maná y los mantuvieron en cautiverio temporal en el Centro de Ecología de Conservación de Cape Otway.

«Recogimos heces de koalas salvajes con collar de radio que comieron messmate, concentramos los microorganismos hallados, los empaquetamos en cápsulas resistentes a los ácidos y se los dimos a los koalas cautivos –dice la doctora Blyton–. Luego monitorizamos cuánto eucalipto estaban dispuestos a comer durante un período de 18 días y evaluamos cómo cambiaron los microbiomas después de las inoculaciones, comparando sus dietas con las de los koalas de control que recibieron microbios de goma de maná».

Los investigadores encontraron que las inoculaciones fecales cambiaron los microbiomas de los koalas, lo que les permitió comer eucalipto.

«Esto podría afectar todos los aspectos de su ecología, incluida la nutrición, la selección del hábitat y el uso de recursos», dice la doctora Blyton.

Los koalas naturalmente pueden tener problemas para adaptarse a las nuevas dietas cuando el aspecto de los árboles de los que se alimentan varía o después de ser trasladados a una nueva ubicación.

«Este estudio proporciona una prueba de concepto para el uso de material fecal encapsulado para introducir y establecer con éxito nuevos microbios en las tripas de los koalas.

En el futuro, las cápsulas podrían usarse para ajustar los microbiomas de los koalas antes de trasladarlos a entornos más seguros o más abundantes, y como probióticos durante y después del tratamiento con antibióticos», concluye.

No hay comentarios

Dejar una respuesta