Una carta de un golfista de siete años que todos deberíamos leer

279
0
Compartir
Yago Horno, con un trofeo conquistado.

Se llama Yago Horno Mateo, tiene siete años, juega al golf prácticamente desde que aprendió a andar y el pasado sábado dio una auténtica lección de deportividad. Rindió, seguramente sin ser demasiado consciente de ello, un verdadero y precioso tributo a los valores que fomenta el golf.

Todo ocurrió durante un torneo organizado por la Federación Andaluza de Golf y puntuable para el ranking nacional que se celebró en el recorrido onubense de Isla Canela. Yago firmó una tarjeta de 50 golpes y quedó en segunda posición scratch y ganó su hándicap. Felicidad absoluta, ya que más allá de la satisfacción de haber disfrutado en el campo y, además haber ganado, se abría de par en par las puertas del campeonato de España.

Sin embargo, cuando repasó la tarjeta junto a su padre, Kostka Horno, gerente del club, comprobó que había cometido un error. No había hecho 50 golpes, sino uno más: 51. Su padre le explicó que un error de este tipo cuesta la descalificación, según las Reglas del Golf. Yago, en un acto que le honra, escribió la siguiente carta explicando lo que había sucedido y devolviendo los trofeos. Ahora, su presencia en el Campeonato de España está en el aire, pero la lección que ha dado a todos jamás se olvidará. Yago, por cierto, recibe clases en la Escuela de Juan Agüera.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta