Banco Mundial: educación a distancia no puede reemplazar la presencial

177
0
Compartir

A pesar de los esfuerzos concertados en los países de América Latina y el Caribe (ALC) para entregar dispositivos tecnológicos a los estudiantes, las intervenciones complementarias, las estrategias basadas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), no se puede remplazar completamente la educación presencial por la educación a distancia.

Un informe del Banco Mundial refleja que incluso asumiendo un nivel satisfactorio de alcance de la educación a distancia, lo que todavía no es el caso en los países de América Latina y el Caribe, es difícil lograr una participación efectiva debido a una combinación de factores como trabas relacionadas a la conectividad y el uso limitado de alternativas de tecnología.

El informe fue presentado por Emanuela Di Gropello, líder de práctica para la educación del Banco Mundial en América Latina y el Caribe, a través de la plataforma de Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC).

Explica Di Gropello que hay tres tipos de problemas que influyen en esta situación: participación e interés de los estudiantes que es muy difícil de alcanzar y sobre todo de mantener; a los maestros les ha costado mantener el apoyo y monitoreo de los estudiantes e incluso si hay buen alcance y buena participación y además, la educación a distancia tiene temas de calidad.

“Se hicieron muchos esfuerzos, pero lo que vemos a través de encuestas, es que la efectividad no es la misma y puedo citar no solo un tema de paquete y plataforma, sino también un tema relacionado a habilidades pedagógicas y digitales de los maestros y los padres”, agregó.

Di Gropello presentó el informe regional “Actuemos ya para proteger el capital humano de nuestros niños: Los costos y la respuesta ante el impacto de la pandemia de COVID-19 en el sector educativo del ALC”.

El estudio señala que la falta de motivación de los estudiantes para realizar actividades en casa aumentó de 46 por ciento en mayo a 54 por ciento en setiembre, y este es el caso de los niños y adolescentes más vulnerables que reciben considerablemente menos apoyo de sus familias y que cuentan con mucho menor acceso a dispositivos digitales comple- mentarios.

A julio de 2020, el 40 por ciento de los estudiantes en las zonas fronterizas de la República Dominicana, una de las áreas más pobres del país, no tenían acceso a educación a distancia, una proporción sustan- cialmente mayor que el promedio nacional del 16 por ciento.Reapertura segura de escuelas

De acuerdo con el organismo internacional, los países de América Latina y el Caribe deben garantizar, mediante políticas y financiamiento adecuados, que sus sistemas educativos estén listos para una reapertura segura y efectiva de las escuelas a nivel nacional para acelerar el proceso de recuperación y remediación de los dramáticos efectos negativos de la pandemia.

Refiere el informe que a fin del año calendario 2020, se estimaba que estos países habían perdido en promedio 159 días lectivos de educación presencial.

Afirman que es necesario proteger los fondos públicos destinados a la educación para que las escuelas puedan abrir siguiendo las medidas necesarias.

“En vista de las limitaciones presupuestarias, los recursos deben estar bien focalizados para ayudar a las escuelas y comunidades más afectadas, y los países deben comenzar a explorar cómo mejorar la eficiencia del gasto”, indica el informe del Banco Mundial.

No hay comentarios

Dejar una respuesta