Cómo son las naves de Virgin Galactic y Blue Origin que irán al espacio con sus dueños a bordo

60
0
Compartir

Dos naves espaciales nuevas, dos multimillonarios decididos a cambiar la historia, dos despegues al espacio de dos compañías con sus dueños a bordo y dos lanzamientos en julio con un mismo objetivo: acercar al mundo el turismo espacial.Todo esto,con solo 9 días de diferencia.

La competencia por el acceso al espacio por parte de empresas privadas está viviendo un boom nunca visto. Desde hace más de una década, las empresas estadounidenses Space X, Virgin Galactic y Blue Origin buscan democratizar los viajes al espacio y hacerlos cada vez más comunes, accesibles a quienes puedan solventarlos y vivir la increíble experiencia de ser un turista espacial por unos minutos, flotando en la ingravidez, inclusive.Los empresarios multimillonarios Elon Musk, dueño de SpaceX, Jeff Bezos, dueño de Blue Origin y Richard Branson, dueño de Virgin Galactic apuestan por los viajes privados al espacioLos empresarios multimillonarios Elon Musk, dueño de SpaceX, Jeff Bezos, dueño de Blue Origin y Richard Branson, dueño de Virgin Galactic apuestan por los viajes privados al espacio

Mientras Space X, de la mano de su dueño, el innovador y multimillonario empresario Elon Musk, se concentró en el desarrollo de cohetes reutilizables para enviar suministros y astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), además de planificar futuros viajes a la Luna y Marte, las empresas Virgin Galactic y Blue Origin de los empresarios, también multimillonarios, Richard Branson y Jeff Bezos respectivamente, apuntaron a desarrollar naves para promover el turismo espacial.

Esta actividad comenzó hace más de 20 años, cuando el empresario estadounidense Denis Tito pagó 20 millones de dólares a los rusos para subirse a un cohete Soyuz y viajar a la EEI con el fin de alojarse por una semana en un “hotel de lujo” ubicado a 400 kilómetros de la Tierra. A Tito lo siguieron más multimillonarios, como el estadounidense de origen húngaro Charles Simonyi y el fundador canadiense del Cirque du Soleil Guy Laliberté, que pasaron varios días a bordo de la EEI en 2007 y 2009.El sueño de convertirse en turista espacial y observar la Tierra a más de 80 kilómetros pronto será una realidad cotidiana (Virgin Galactic)El sueño de convertirse en turista espacial y observar la Tierra a más de 80 kilómetros pronto será una realidad cotidiana (Virgin Galactic)

Tras haber fundado cada uno su propia compañía espacial a principios de la década de 2000, Bezos y Branson se disponen a inaugurar personalmente -con solo unos días de diferencia- la era de los viajes turísticos a la frontera del espacio, lo que significa una asombrosa coincidencia en el calendario de desarrollo y un reflejo de la feroz competencia entre los dos empresarios, ya que sus respectivos vuelos marcarán también un punto de inflexión para la naciente industria del turismo espacial.

Ambos dueños tienen un mismo objetivo: hacer que cientos de viajeros adinerados admiren con sus propios ojos la curvatura de la Tierra por tan solo 4 minutos, experimenten la gravedad cero y vivan la increíble experiencia de convertirse en astronauta en el viaje de sus vidas. Pero Bezos, a la cabeza de Blue Origin, y Branson, de Virgin Galactic, serán los primeros en volar en naves espaciales desarrolladas por empresas creadas por ellos mismos. “Es una increíble y maravillosa coincidencia que vayamos en el mismo mes”, aseguró el británico Branson al diario The Washington Post, y afirmó que el anuncio de última hora de la fecha de su vuelo, el 11 de julio, “realmente no” estaba programado para adelantarse a la del estadounidense Bezos, el día 20.

infografia

Dos formas distintas de viajar al espacio

Los viajes espaciales a realizarse el 11 y 20 de julio si bien tienen el mismo objetivo, se realizarán de manera diferente uno del otro. Cuando uno piensa en acceder al espacio lo más común es remitirse a un cohete, como el New Shepard, de Bezos. Pero Branson pensó en otra forma.

El aparato espacial de Virgin Galactic no se parece a un cohete clásico. La nave espacial SpaceShip III, que fue bautizada como VSS Unity, con capacidad para 2 pilotos y 6 pasajeros, viajará con 4 personas a bordo y va colocada bajo un gran avión de propulsión a chorro, llamado VMS Eve que despega de una pista de un aeródromo y va ganando altitud durante aproximadamente una hora.Un viaje de prueba anterior de Virgin Galactic sobre el desierto de Mojave.  REUTERS/Gene Blevins/File PhotoUn viaje de prueba anterior de Virgin Galactic sobre el desierto de Mojave. REUTERS/Gene Blevins/File Photo

A unos 15 kilómetros de altura, la nave VSS Unity se desprende del avión nodriza y enciende su motor para un ascenso a velocidad supersónica hasta superar los 80 km de altitud alcanzando la frontera del espacio para Estados Unidos. Al llegar a esa marca, el motor se apaga y los pasajeros pueden flotar en gravedad cero, hasta un pico de unos 90 km por alrededor de 4 minutos.

En ese momento, Branson y tres empleados de Virgin Galactic, se desprenderán sus cinturones y flotarán en gravedad cero durante unos minutos. Luego, la nave descenderá planeando hasta que aterrice en el mismo punto de partida.La nave VSS Unity se dispone a aterrizar luego de unas prueba de vuelo - VIRGIN GALACTIC
La nave VSS Unity se dispone a aterrizar luego de unas prueba de vuelo – VIRGIN GALACTIC

Así, el fundador del grupo Virgin probará y evaluará la experiencia de los viajes que comenzarán a realizar sus futuros clientes, a priori para 2022. Unas 700 personas ya compraron sus boletos, por entre 200.000 y 250.000 dólares. “Cuando regrese, anunciaré algo muy emocionante para que más personas puedan convertirse en astronautas”, prometió.Recreación artística del interior de la nave de Virgin Galactic que se prepara para volar al espacio. Virgin Galactic/Handout via REUTERS  Recreación artística del interior de la nave de Virgin Galactic que se prepara para volar al espacio. Virgin Galactic/Handout via REUTERS

Otro viaje en cohete

El segundo viaje espacial será realizado por Blue Origin el 20 de julio, justo en un nuevo aniversario (52) de los primeros pasos del hombre en la Luna. El cohete, llamado New Shepard, en honor al primer estadounidense que llegó al espacio, Alan Shepard, despegará verticalmente desde el oeste de Texas, en el sur estadounidense.

Se trata de un cohete de casi 16 metros de alto y una cápsula semioval en la punta, que viaja a una aceleración superior a Mach 3; o sea, tres veces más que la velocidad del sonido. La cápsula cuenta con seis asientos y seis grandes ventanas para admirar la hermosa curvatura de la Tierra y el espacio exterior.El primer vuelo tripulado de la cápsula suborbital New Shepard de Blue Origin, está planificado para el 20 de julio - BLUE ORIGIN
El primer vuelo tripulado de la cápsula suborbital New Shepard de Blue Origin, está planificado para el 20 de julio – BLUE ORIGIN

La cápsula espacial se separará a unos 75 km de altura, continuando su trayectoria hasta superar los 100 km de altitud, la línea de Karman, que marca el inicio del espacio según la convención internacional. Allí, los pasajeros podrán desabrocharse los cinturones y flotar por 4 minutos dentro de la nave.

Al cabo de unos minutos, la cápsula iniciará una caída libre de vuelta a la Tierra, frenada por tres grandes paracaídas y luego por retrocohetes. El viaje durará en total 11 minutos. A bordo, Jeff Bezos estará acompañado por su hermano, Mark, una expiloto de 82 años, Wally Funk, y el misterioso ganador de una subasta, cuyo nombre aún no ha sido revelado pero que pagó 28 millones de dólares para participar.Interior de la cápsula de Blue Origin con capacidad para seis personas -  REUTERS/Isaiah J. Downing/File PhotoInterior de la cápsula de Blue Origin con capacidad para seis personas – REUTERS/Isaiah J. Downing/File Photo

El cohete ha sido sometido a 15 ensayos pero nunca con pasajeros a bordo. Este será el primer vuelo tripulado de este cohete. Los lanzamientos se realizaron al oeste de Texas, cerca de la pequeña ciudad de Van Horn.

Si bien Blue Origin no ha fijado aún la fecha de inicio de sus viajes comerciales ni el precio de los pasajes, espera que con este vuelo inaugural, muchos interesados en viajar al espacio reserven un lugar en su cohete.Bezos prueba uno de los asientos que ocupará en la cápsula de su empresa para ir al espacio - REUTERS/Isaiah J. Downing/File Photo/File PhotoBezos prueba uno de los asientos que ocupará en la cápsula de su empresa para ir al espacio – REUTERS/Isaiah J. Downing/File Photo/File Photo

No hay comentarios

Dejar una respuesta