Balacera tras desfile de victoria de los Chiefs, deja un muerto y más de 15 heridos

127
0
Compartir

Una persona murió y hasta 15 más resultaron heridas en un tiroteo al final del desfile por el festejo del título del Super Bowl de los Chiefs de Kansas City, provocando que los aficionados corrieran despavoridos para cubrirse, en otra celebración deportiva en Estados Unidos que es manchada por la violencia con armas de fuego.

La jefa de la policía de Kansas City Stacey Graves dio detalles de los fallecidos y lesionados en una conferencia de prensa en la que dijo que dos personas están bajo custodia. Indicó que se le mencionó que dos aficionados estuvieron involucrados en la aprehensión de un sospechoso, pero que no podía confirmarlo.

“Estoy enojada por lo que sucedió hoy. La gente que vino a celebrar espera tener un ambiente seguro”, dijo la jefa de policía.

Algunas personas publicaron en redes sociales videos impactantes. Una de las imágenes muestra a alguien que aparentemente realiza compresiones torácicas a una víctima del tiroteo, mientras que otra persona, que está tendida en el suelo, se retuerce de dolor. La gente está llorando detrás.

En otro video se ve a dos personas persiguiendo y embistiendo a otra, reteniéndola en el suelo hasta que dos policías llegan.

Lisa Money, de Kansas City, Kansas, intentaba juntar algo de confetti cerca del desfile cuando escuchó a alguien gritar: “¡Abajo, abajo, todos abajo!”

Inicialmente, Money pensó que alguien estaba haciendo una broma hasta que vio a los cuerpos especiales saltando la valla.

“No puedo creer que realmente sucediera. ¿Quién en su sano juicio haría algo así? Este debía ser un día de celebración para todos en la ciudad y las áreas cercanas y tienen a un idiota que quiere venir y hacer algo así”, dijo.

Kevin Sanders, de 53 años y originario de Lenexa, Kansas, indicó que escuchó un sonido como de fuegos artificiales y luego vio corriendo a la gente. Tras la ráfaga inicial hubo calma y no pensó más al respecto. Pero comentó que las ambulancias comenzaron a llegar después de 10 minutos.

“Apesta que alguien tuviera que arruinar la celebración, pero estamos en una gran ciudad”, dijo Sanders

Lisa Augustine, portavoz del Hospital Infantil Mercy Kansas City, aseguró que el hospital “está recibiendo pacientes del desfile”. No sabía cuántos y no dio detalles de las lesiones.

El gobernador de Misuri Mike Parson y la primera dama estaban en el desfile cuando se detonaron los disparos pero se encuentran bien, dijo Parson en la red social X.

“El personal de policía estatal está asistiendo a la autoridad local en su respuesta”, publicó Parson. “Mientras esperamos para conocer más, nuestros corazones están con las víctimas”.

El preparador Rick Burkholder comentó que estaba con el entrenador en jefe Andy Reid, otros integrantes del cuerpo técnico y los jugadores en los autobuses rumbo al Estadio Arrowhead.

Tras el desfile de campeonato de los Nuggets de Denver el año pasado, hubo un tiroteo en el centro de Denver en el que dos personas resultaron heridas, aunque la policía dijo que no cree que el incidente estuviera relacionado con los festejos. El año pasado, una discusión terminó en disparos en un estacionamiento cerca del desfile de los Rangers de Texas por el título de la Serie Mundial. No hubo lesionados.

Las zonas que habían estado atestadas de aficionados quedaron vacías tras el tiroteo, con policías y bomberos hablando de pie detrás de un área acordonada con cinta amarilla.

Una multitud llenó las calles por las que pasó el desfile y algunos aficionados incluso treparon árboles y postes o se subieron a las azoteas para tener una mujer vista. El dueño del equipo Clark Hunt estaba arriba de uno de los autobuses con el trofeo Lombardi. Eric Stonestreet, estrella de la serie de televisión “Modern Family, fue parte de los miles de aficionados.

Los jugadores avanzaron entre la multitud sobre autobuses de dos pisos mientras un DJ y bateristas anunciaban su llegada.

“Estamos coleccionado trofeos”, señaló el linebacker Drue Tranquill al tomar el micrófono de un reportero durante los festejos tras la remontada de los Chiefs por 25-22 en tiempo extra el domingo sobre los 49ers de San Francisco.

“Los mejores aficionados en el mundo”, exclamó el receptor Mecole Hardman, quien atrapó el pase de touchdown que se selló la victoria.

“Nunca se detengan”, gritó Isiah Pacheco en el trayecto.

Muchos aficionados se preguntaron si la superestrella del pop Taylor Swift estaría con su novio Travis Kelce durante el desfile y mensajes. Pero la cantante no estuvo por ningún lado al inicio del desfile. En cambio Kelce estuvo con su madre Donna Kelce, considerada una súper estrella entre las madres de la NFL.

La inusual cálida temperatura de entre 15 y 20 grados centígrados llevó a que más gente asistiera. De acuerdo con cifras de las autoridades de la ciudad, alcanzaron el millón de asistentes.

“Me lo perdí el año pasado y dije ‘No me lo perderé este año”, dijo un viejo aficionado de nombre Charles Smith Sr., quien viajó desde Sicklerville, Nueva Jersey.

Tras décadas sin ganar un campeonato, la ciudad comienza a ganar experiencia en desfiles de victoria. Hace cinco temporadas, los Chiefs superaron igualmente a los 49ers para su primer título de la NFL en 50 años. Y también está fresco de la consagración de los Reales en la Serie Mundial de 2015, su primer campeonato de béisbol en 30 años.

Luego, el año pasado, los Chiefs derrotaron a los Eagles de Filadelfia y prometieron que regresarían por más.

No hay comentarios

Dejar una respuesta