Estado Islámico reivindica muerte de tres turistas españoles

90
0
Compartir

El grupo EI declaró que atacó un «autobús de turistas ciudadanos de países de la coalición», refiriéndose a la coalición internacional dirigida por Estados Unidos para combatir a esta organización yihadista en Oriente Medio.

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó este domingo el ataque contra turistas en el que murieron tres españoles y tres afganos el viernes en la ciudad de Bamiyán, en el centro de Afganistán.

El grupo yihadista indicó en un comunicado en sus canales de Telegram que «combatientes dispararon el viernes con ametralladoras contra turistas cristianos y sus acompañantes chiítas» en esta turística localidad.

Los turistas fueron tiroteados en un mercado de Bamiyán, que se encuentra a unos 180 km de la capital, Kabul.

El grupo EI declaró que atacó un «autobús de turistas ciudadanos de países de la coalición», refiriéndose a la coalición internacional dirigida por Estados Unidos para combatir a esta organización yihadista en Oriente Medio.

«El ataque sigue las directrices de los dirigentes del Estado Islámico de atacar a ciudadanos de los países de la coalición dondequiera que estén», añadió el comunicado.

El gobierno talibán había informado el sábado de la detención de «siete sospechosos».

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, condenó «con firmeza» el «atentado cometido por el Daesh», como también se conoce al EI.

«España seguirá trabajando contra el terrorismo y en la Coalición contra el Daesh. También para que estos crímenes no queden impunes», escribió en X.

Albares también indicó que los dos españoles que resultaron ilesos durante el ataque ya se encuentran fuera de Afganistán y que «sigue en marcha la operación para repatriar al resto de víctimas españolas».

Se cree que este atentado es el primer ataque mortal contra turistas extranjeros desde que los talibanes volvieron al poder en 2021 en Afganistán.

– Española herida «evoluciona favorablemente» –

En el grupo atacado el viernes había 13 turistas de distintos países, entre ellos seis españoles.

Los tres turistas españoles que murieron — dos mujeres, que eran madre e hija, y un hombre de 63 años — eran oriundos de la región de Cataluña, según las autoridades del país europeo.

Otra española, una mujer de Bilbao de 82 años, resultó herida de gravedad y fue evacuada a un hospital de Kabul gestionado por la oenegé italiana Emergency.

«Evoluciona favorablemente de las heridas, pero su pronóstico es reservado», indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores español el domingo.

Diplomáticos españoles viajaron desde Catar y Pakistán a Afganistán, donde trabajan para repatriar los cuerpos y ofrecer asistencia a los heridos.

España, al igual que otros países occidentales, evacuó su embajada en 2021, tras el retorno al poder de los talibanes. Las autoridades españolas trabajan junto a la delegación de la UE en Kabul.

Emergency había indicado anteriormente que entre los heridos hay también turistas de Noruega, Australia y Lituania.

A pesar de que el número de ataques en Afganistán se redujo desde que los talibanes tomaron el poder, los grupos armados, entre ellos el EI, siguen siendo una amenaza.

La región de Bamiyán donde se produjo el ataque está habitada mayoritariamente por miembros de la comunidad chiíta hazara.

Esta minoría religiosa, históricamente perseguida, ha sido blanco reiterado de este grupo yihadista, que los considera herejes.

El turismo en Afganistán aumentó en los últimos años debido a que la seguridad mejoró desde que los talibanes pusieron fin a su insurgencia, tras derrocar al gobierno respaldado por Estados Unidos.

Según cifras oficiales, el número de turistas extranjeros aumentó un 120% interanual, hasta casi 5,200 el año pasado.

Los países occidentales desaconsejan viajar a Afganistán, uno de los países más pobres del mundo, debido especialmente al riesgo de ataques o secuestros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta