Permanencia en la UE marca congreso conservador británico

526
0
Compartir
David Cameron

El Partido Conservador británico está llevando a cabo su primera conferencia tras obtener la mayoría absoluta en las elecciones generales de mayo y el encuentro que comenzó el domingo ha estado marcado por el debate por la permanencia del país en la Unión Europea (UE), debido a que el primer ministro y líder de la colectividad, David Cameron, enfrenta diversas posturas en este ámbito.

En una entrevista con la cadena BBC, el jefe de gobierno dijo que la renegociación de los lazos de Reino Unido con el bloque conllevaba “un gran trabajo” y no descartó hacer una campaña a favor de la salida de la UE (conocida en inglés como Brexit) si otros líderes europeos se negaban a garantizarle las concesiones que quiere.

El referéndum sobre la permanencia en el bloque que David Cameron ha prometido para antes del fin de 2017, es uno de los temas clave en esta legislatura para los conservadores, con una amplia facción de militantes proclive a abandonar la Unión dentro de sus filas.

En este sentido, una de las figuras con posiciones más euroescépticas del partido es el ministro de Exteriores, Philip Hammond, quien en un encuentro ante las bases conservadoras aseguró que Europa “ha seguido un camino equivocado durante décadas” y necesita un cambio “genuino e irreversible”. El canciller se mostró convencido de que Cameron logrará negociar con Bruselas un nuevo acuerdo para Reino Unido que satisfaga las expectativas del partido y los ciudadanos británicos, si bien alertó de que el diálogo será “duro” y tendrá “altos y bajos”.

“Nuestros vecinos europeos entienden el valor que añade Reino Unido a la Unión y comprenden que mantenernos dentro requerirá un cambio real, un paquete que dé respuesta a las preocupaciones de los británicos”, afirmó.

Según un estudio publicado esta semana por el grupo de pensamiento Open Europe, entre los 330 diputados conservadores en la Cámara de los Comunes, 69 se decantan por salir de la Unión, 58 por permanecer en ella, y 203 no fijarán una posición hasta conocer el resultado del diálogo con Bruselas.

Otro de los temas que ha estado presente en las reuniones paralelas a la conferencia, conocidas como fringe, son las reducciones a los incentivos fiscales. Según el diario The Guardian, el secretario de Salud, Jeremy Hunt, dijo que si se reducen estos incentivos “los británicos serán instados a trabajar tan duro como los chinos o los estadounidenses” debido a que los conservadores han reducido el dinero de los incentivos fiscales.

Los conservadores eligieron como sede de la conferencia el simbólico escenario de Manchester, un feudo tradicionalmente laborista en el que los “tories” no han obtenido representación parlamentaria desde 1987. El ministro de Hacienda, George Osborne, llamó a la colectividad a afianzarse en el centro político al posicionarse como “el verdadero partido de los trabajadores”.

Osborne, un posible candidato a suceder a Cameron cuando éste deje el liderazgo conservador al final de la legislatura en 2020, invitó a sus colegas a “tender la mano” a los laboristas que se sienten “completamente abandonados” tras el triunfo del izquierdista Jeremy Corbyn al frente del primer partido de la oposición.

Sobre la Unión Europea, el canciller del Exchequer subrayó que a Reino Unido le interesa “la integridad del mercado único”, pero no quiere ser parte de “la moneda única” ni de una mayor integración europea.

latercera.com

No hay comentarios

Dejar una respuesta