Centro usará técnica para ayudar enfermos mentales

56
0
Compartir

Lejos de las carencias y los altibajos emocionales que por años habían tenido distintas personas de los entornos de La Vieja Barquita a orillas del río Ozama, propios de las condiciones de vida en las que se encontraban; las terapias con música, arte terapia y terapia del huerto, pretenden redimensionar la vida de muchos y devolverles la esperanza de una existencia a plenitud.

El nuevo Centro de Rehabilitación Sicosocial y Desarrollo Humano (Reside), inaugurado hoy, brindará asistencia psicológica a los moradores del proyecto habitacional La Nueva Barquita (LNB), en edades comprendidas entre 18 a 50 años.

Las atenciones a enfermedades mentales abarcarán diagnósticos, relacionados a distintos trastornos entre ellos: psicóticos, afectivos y ansiosos, para subsanar las experiencias traumáticas o algún problema de índole mayor que puedan padecer algunos de ellos.

En un espacio de 892 metros cuadrados, tanto jóvenes como adultos llevarán a cabo la siembra de hortalizas, divididos en distintos grupos, con el objetivo de que los mismos se vinculen de forma directa con la naturaleza, procuren el embellecimiento del complejo habitacional e incluso puedan recibir remuneración por dicha actividad, que además, será parte esencial de su tratamiento.

De acuerdo al encargado del proyecto, doctor José López, los pacientes se encargarían de la siembra y recolección del huerto, mientras un supervisor técnico se encargaría de velar por sus condiciones físicas y de salud.

El proyecto además, tiene un denominado “Hogar de Paso” que consta de 7 apartamentos en donde se llevará a cabo la última fase ambulatoria de rehabilitación, para que las personas que hayan sido diagnosticadas con una enfermedad mental puedan ser atendidas por un equipo de profesionales durante una etapa de constante evaluación.

“El usuario tiene que haber cumplido un tiempo ya en la fase ambulatoria de rehabilitación para de acuerdo a los terapeutas y las evaluaciones continuas, se determina que está dentro de la última fase de rehabilitación y se ingrese en los hogares”, expresó López.  

El galeno puntualizó además, que al ser un “hogar” temporal, el trabajo en conjunto con la familia, es de suma relevancia para que los que estén padeciendo algún tipo de trastorno, puedan recibir todo el cuidado y atención que necesitan.

Asimismo, expresó, el impacto del proyecto es amplio debido a que se han abierto unidades de intervención en crisis en la comunidad, que busca una atención primaria especializada en la comunidad.

Tratamiento y medicación
Aquellos que necesiten de una medicación, por medio al Programa de Medicamentos Esenciales/Central de Apoyo Logístico (Promese/CAL), recibirán dichos insumos.

“Como son enfermedades catastróficas, le garantiza tener continuidadÖ O sea, que nos toca avisar a la unidad de atención primaria qué tratamiento está llevando y esta misma unidad le da seguimiento a la medicación para evitar así volver a caer en crisis”, manifestó el psiquiatra.

Espacio
El espacio físico permite atender alrededor de 25 personas. Existen dos espacios que permiten desarrollar en conjunto todo este tipo de terapias y como es un plan de rehabilitación psicosocial y de psiquiatría comunitaria se utilizarán dichos espacios de la misma comunidad para desarrollar también programas pertenecientes a esta entidad.

El programa constará además de  una capilla, ya que, como opina el especialista, se ha demostrado que la parte de la religión y la fe y la creencia, apoya y ayuda a que la enfermedad mental a que no tenga tantas recaídas.  

 El espacio tiene una capacidad de 50 a 75 personas usuarios por cada fase de rehabilitación.

(+)
CUIDADOS Y ATENCIONES

Las atenciones serán llevadas a cabo por psicólogos y psiquiatras, terapeutas y personal de consulta. Reside, es el organismo responsable dentro de la red de la rehabilitación psicosocial.

El objetivo preponderante es lograr la autonomía, promoción y prevención de la salud mental, a través de los distintos programas de reinserción, capacitación en las habilidades de la vida diaria.

Se formarán grupos de apoyos sicosociales a los familiares de las personas con enfermedad mental, se ofrecerá información y educación a la población sobre la situación de las personas con trastornos mentales y sus derechos fundamentales. Recibirán seguimiento a su patología en la comunidad, dándole garantía de su tratamiento.

Reside cuenta con el apoyo del Servicio Nacional de Salud y la supervisión del Ministerio de Salud Pública.

No hay comentarios

Dejar una respuesta