Día Mundial del Agua: El vital recurso es el «punto de mira» en época de escasez

    402
    0
    Compartir

    El cambio climático, la contaminación y el despilfarro han agravado el problema al reducir los recursos

    Es uno de los recursos más vitales del mundo. En Paraguay, un hombre desplazado por la crecida de un río lleva pesados cubos de agua hasta su vivienda temporal. En Filipinas, una niña utiliza una bomba manual para sacar agua suficiente para lavarse. En los barrios en Venezuela, se recolecta en pozos que abastecen cientos de viviendas.

    El agua es la savia de todas las comunidades en el mundo. Pero cientos de millones de personas no tienen garantizado un suministro sostenible y limpio para beber, lavarse y cultivar, según los datos de Naciones Unidas.

    Desde sequías que ahogan fuentes en su día fiables a destructivos aguaceros e inundaciones, lo que hará el mundo para solventar sus problemas con el agua es la cuestión central de la Conferencia del Agua de la ONU, que comienza el miércoles y dudará tres días. Coincidiendo con el 30mo aniversario del Día Mundial del Agua, es la primera vez que el organismo internacional dedica una conferencia al agua en casi 50 años.

    El cambio climático, la contaminación y el despilfarro han agravado el problema al reducir los recursos. Algunos suministros se han reducido por la falta de lluvias, con periodos de sequía que suelen durar meses, sino años, en algunos lugares. En otros, los productos químicos o las toxinas procedentes de la actividad humana han contaminado reservas esenciales.

    La grave sequía invernal que azotó el sur de Europa dejó los embalses tan secos que las autoridades están trasladando a los peces para que puedan sobrevivir. El clima seco de Kenia y la falta de infraestructura hacen que muchos tengan que acudir a centros locales para tener agua suficiente. En Perú, los operarios deben tratar el agua contaminada por residuos de minas abandonadas, bacterias y basura. Y en Haití, donde algunos hogares no tienen agua corriente, la población, incluyendo niños, llenan grandes garrafas en cañadas cada vez más secas.

    Algunos países expuestos a demasiada o a muy poca agua ya han encontrado formas de mantener el flujo en el nivel necesario. En Holanda, donde un tercio del país está por debajo del nivel del mar, las bombas eólicas evitan inundaciones en algunas regiones.

    Los delegados que acuden a la cumbre en Nueva York acordarán el viernes una agenda para avanzar hacia el objetivo de proporcionar agua y saneamiento, gestionados de forma sostenible, a todo el mundo.

    Fuente-Listin Diario.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta