Enfermedades que traen consigo otras

21
0
Compartir

Todo ser humano en algún momento ha expresado que se siente ansioso por alguna razón, sin embargo pocos saben realmente el poder destructivo de estas enfermedades.

En muchas ocasiones, la depresión y la ansiedad son solo algunos de los padecimientos producidos por otras enfermedades crónicas, como es el caso de las víctimas del lupus.

Un ejemplo de esto es la joven Mayret Cepeda, quien sintió que se le caía el mundo encima en el momento que la diagnosticaron con lupus hace poco más de un año, una enfermedad que ella desconocía y que no solo afectaría su salud física, sino también su salud mental, con ataques de ansiedad y depresión.

Las quemaduras en el cuerpo, la pérdida de cabello y los malestares fueron cambios que trajeron consigo consecuencias para la salud mental de Mayret, sin embargo, ahora lo ve como una oportunidad que le otorgó Dios para dar este testimonio.

“Era una persona muy materialista y obsesionada con verme bien y, a través de este cambio drástico, Dios me mostró qué es realmente importante.

Ahora veo lo afortunada que soy de poder servirle a un Dios que sana, que liberta, que levanta, no sé cómo explicar lo que siento cuando veo los frutos reflejados no solo en mi salud, sino en mi hogar, en mi matrimonio , y en todos los demás aspectos”.

VOZ EXPERTA

La psicóloga Carmen Virginia Rodríguez asegura que cuando a una persona le diagnostican lupus es, como en cualquier diagnóstico médico, un shock que muchas veces impacta a las personas y les llega de manera sorpresiva.

Rodríguez dice que el diagnóstico dependerá de la personalidad del afectado, su manera de ver y vivir la vida será decisiva para poder superar o llevar esta situación.

“La persona debe ponerse en manos de un especialista que sea de su confianza, que este confíe en la profesionalidad del doctor, y que sea un especialista en la materia. Muchas veces la persona dentro de su shock, entra en un estado de negación. También el paciente tiene el derecho de acudir a otro profesional para confirmar el diagnóstico. Esto es un derecho que tenemos todos, cuando no estamos conformes o no creemos lo que nos acaban de decir” señala la experta.

¿QUÉ HACER?

Lo primero que la persona debe hacer es informarse. No hay más poder que la información. El individuo debe empoderarse de su condición. Y una de las cosas que más poder da es saber qué está pasando con mi cuerpo.

Qué puede pasar y qué no. Cómo debo, a partir de un diagnóstico de lupus, ajustar mi vida.

Qué cambios debo hacer para una calidad de vida a pesar del diagnóstico. La ansiedad es un enemigo de muchas enfermedades, pero para el lupus, es crucial que la persona no maneje ansiedad, y que su estado emocional lo trabaje para que este sea lo más estable posible.

CAUSAS: DEPRESIÓN

De acuerdo al portal www.lupus.org, la depresión clínica puede resultar por la serie de estrés emocional y psicológico continuo vinculado con estar viviendo con una enfermedad crónica.

El sitio web afirma que cuando a una persona la diagnostican con lupus es normal que sienta infelicidad, frustración, ira, o tristeza por cuenta de los síntomas que aparecen y desaparecen, los brotes y las remisiones, y por la incertidumbre de lo que le espera cada día. También es normal lamentar la pérdida de la vida que tenía antes de desarrollar la enfermedad.

La causa más común es el estrés emocional y psicológico vinculado con sobrellevar una enfermedad crónica. Añadir a esto las preocupaciones económicas, sociales y laborales.

LOS MEDICAMENTOS TIENEN EFECTOS SECUNDARIOS

Además, varios medicamentos que se utilizan para tratar el lupus, especialmente los corticosteroides, pueden causar depresión clínica. La depresión clínica puede ocurrir cuando ciertos órganos o sistemas de órganos son afectados por lupus (como el cerebro, el corazón o los riñones). Un brote de lupus también puede desencadenar la depresión clínica, tanto porque no se siente bien, como porque puede parecer que nunca se librará de lupus.

RECOMENDACIONES

Buscar psicoterapia. No debe sentirse avergonzado o indeciso al preguntarle a su doctor por una referencia a un psiquiatra, un psicólogo o un terapeuta.

Ejercitarse. Si no tiene limitaciones físicas, tome parte en algún tipo de actividad física todos los días como caminar con el perro, trabajar en el patio o en jardín, o ir a caminar a un centro comercial.

Mejore sus hábitos de sueño. La falta de sueño reparador puede causar muchos problemas de salud que incluyen los síntomas de la depresión clínica. Dormir las horas adecuadas ayudará a mejorar su bienestar.

Descubra el valor de ser voluntario. Ofrecerse de voluntariado puede proveerle beneficios emocionales. El ayudar con una causa benéfica de valor para usted puede crear conexiones sociales y de apoyo. El ayudar a otros puede tener un impacto positivo en su sentido de bienestar.

Esfuércese por aceptar la persona que ahora es. Tome su tiempo y no se sienta mal al delegar algunas de sus responsabilidades.

No hay comentarios

Dejar una respuesta