Entidades de intermediación financiera registran activos ascendente a RD$1.65 billones

77
0
Compartir

 El superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción, se reunió por segundo año consecutivo, con las firmas de auditores externos registradas en la Superintendencia de Bancos, en un encuentro realizado con el interés de promover la mejora en la calidad de las auditorías externas de las entidades de intermediación financiera y cambiaria, y de potenciar la efectividad de la supervisión prudencial, contribuyendo, a su vez, a preservar la estabilidad del sistema financiero de la República Dominicana.

Asunción destacó que, conscientes del importante rol desempeñado por las firmas de auditores externos y su contribución al proceso de supervisión, al realizar una verificación y examen independiente sobre los resultados financieros de las entidades, la Superintendencia de Bancos ha realizado una revisión y actualización del marco normativo aplicable y ha desarrollado un proceso orientado a la evaluación y fortalecimiento del registro y de la calidad de los procedimientos de auditoría utilizados por las firmas autorizadas a prestar servicios en las entidades de intermediación financiera y cambiaria.

El Superintendente indicó que en el país operan 58 entidades de intermediación financiera, que al 30 de abril de 2018, registran un total de activos ascendente a RD$1.65 billones de pesos, que representan el 46.14% del Producto Interno Bruto del país y, conforme a lo establecido en el Artículo 54, literal c), de la Ley No. 183-02, Monetaria y Financiera, del 21 de noviembre de 2002, los estados financieros de estas entidades deben ser auditados por una firma de auditores externos inscrita en el registro de la Superintendencia de Bancos, por lo que las firmas deben ser proactivas en la implementación de mejoras continuas de sus prácticas y procedimientos para garantizar que sus auditorías se realicen de acuerdo con los estándares aplicables de ética y auditoría.

Asunción exhortó a las firmas de auditores externos adoptar medidas correctivas y preventivas, para evitar la recurrencia de debilidades en los procedimientos y prácticas de auditoría y promover la calidad de los trabajos que realizan. A su vez, reiteró que los resultados de las revisiones de calidad efectuadas continuamente por el organismo supervisor, podrían dar inicio a un proceso sancionador administrativo, que puede resultar en amonestación, inhabilitación temporal del socio a cargo de la auditoría, así como la inhabilitación temporal o exclusión de la firma de auditores del registro de la Superintendencia de Bancos.

En relación a la propuesta de modificación del Reglamento de Auditores Externos, el superintendente señaló que la misma procura fortalecer los mecanismos de vigilancia de los auditores externos que prestan sus servicios en las entidades de intermediación financiera y cambiaria, para fomentar el desempeño de esta actividad de conformidad con los más alto estándares a nivel internacional, incluyendo las recomendaciones del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, del Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y de la Public Company Accounting Oversight Board, organismo privado que supervisa a los auditores externos, que prestan servicios en entidades de interés público en los Estados Unidos.

Asunción indicó que, entre los principales cambios contenidos en la propuesta de modificación del Reglamento, se establecen las responsabilidades de las entidades de intermediación financiera y cambiaria en la contratación y supervisión de las firmas de auditores externos y la calidad del trabajo realizado por las mismas.

Además, destacó que la Ley No. 155-17, contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, en su Artículo 34, Numeral 5, asigna a las firmas de auditores externos, la responsabilidad de verificar la efectividad del programa de cumplimento basado en riesgo para la prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo, desarrollado y ejecutado por la entidad de intermediación financiera o cambiaria auditada.

En ese sentido, indicó que la propuesta de modificación del reglamento requiriere que los auditores externos elaboren un informe anual por separado, sobre el examen del programa de cumplimiento y las medidas de control interno para la prevención de lavado de activos, adoptadas por la entidad auditada y que la Superintendencia de Bancos, se encuentra desarrollando un instructivo para establecer un marco de referencia homogéneo para la elaboración del referido informe.

Asunción refirió que las firmas de auditores externos deben cumplir las normas de control de calidad establecidas en la Norma Internacional de Control de Calidad 1 (NICC1), con el objeto de asegurar el cumplimiento de las normas éticas y de auditoría, así como el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Reglamento para Auditorías Externas.

El Superintendente de Bancos también reiteró las disposiciones del párrafo del artículo 24, del Reglamento de Auditores Externos vigente y del artículo 55 de la propuesta de modificación, en relación a que la firma y los socios que firmen el dictamen sobre los estados financieros, son personalmente responsables por las consecuencias derivadas de sus informes.

En ese sentido, exhortó a las firmas de Auditores Externos presentes en el encuentro, a adecuarse y ajustar sus informes, a las disposiciones del nuevo Reglamento para Auditorías Externas, que viene a robustecer la calidad de los estados financieros y sus responsabilidades como Auditores, conforme a las mejores prácticas internacionales y la experiencia prudencial local.

En el evento también participaron, Alberto Diamond, exsuperintendente de Bancos de Panamá y expresidente de KPMG Centroamérica, quien expuso sobre la importancia de la calidad y la ética en las auditorías de entidades de intermediación financiera y cambiaria; Maribel Concepción, directora del departamento de normas, quien presentó el nuevo rol del auditor externo en la prevención del lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva; y Jesús Geraldo Martínez, gerente, quien concluyó el evento con algunas consideraciones para las firmas de auditores externos y las expectativas de la Superintendencia de Bancos.

En el encuentro participaron ciento doce (112) representantes de las cincuenta y siete (57) firmas de auditores externos registradas en la Superintendencia de Bancos y autorizadas a prestar servicios en las entidades de intermediación financiera y cambiaria.

El pasado 17 de mayo del 2017 el Organismo Supervisor realizó el primer encuentro con Auditores Externos, que contó con la asistencia de los representantes de 53 firmas

No hay comentarios

Dejar una respuesta