La embajadora estadounidense en Rusia visitó un memorial improvisado en homenaje a Alexei Navalny

104
0
Compartir

Lynne Tracy se unió a cientos de personas que fueron a recordar al líder opositor ruso en Moscú. Los grupos de defensa de derechos humanos reportaron que cerca de 400 manifestantes fueron detenidos durante las protestas por la muerte del activista

La embajadora de Estados Unidos en Rusia visitó este domingo un memorial improvisado en Moscú en homenaje al fallecido opositor Alexei Navalny cuya muerte en prisión conmovió a muchos ciudadanos que buscaron rendirle un tributo, pese a la prohibición de las autoridades.

La noticia se extendió por todo el planeta y cientos de personas en docenas de ciudades rusas acudieron el viernes y el sábado a lugares de recuerdo improvisados y monumentos a las víctimas de la represión política para rendir homenaje al político con flores y velas.

Los grupos de defensa de los derechos humanos reportaron quecerca de 400 personas fueron detenidas en concentraciones en recuerdo de Navalny, el más prominente crítico del presidente Vladimir Putin, que murió en la prisión donde estaba recluido en el Ártico el viernes.

Más de 200 detenciones se hicieron en San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, indicó el grupo. Entre los detenidos estaba Grigory Mikhnov-Voitenko, un sacerdote de la Iglesia apostólica ortodoxa que anunció en redes sociales sus planes de oficiar un servicio religioso en memoria de Navalny y fue detenido el sábado por la mañana delante de su casa. Fue acusado de organizar una marcha y encerrado en una celda de una comisaría, pero más tarde fue hospitalizado por una apoplejía, según OVD-Info.

La embajadora de Estados Unidos en Rusia, Lynne Tracy (REUTERS/Evgenia Novozhenina)
La embajadora de Estados Unidos en Rusia, Lynne Tracy (REUTERS/Evgenia Novozhenina)

La embajadora estadounidense, Lynne Tracy, visitó este domingo la Piedra Solovetski, un monumento en homenaje a la represión durante el periodo soviético que se ha convertido en un lugar de peregrinación para los partidarios de Navalni.

”Hoy en la Piedra Solovetski lloramos por la muerte de Alexéi Navalni y por las otras víctimas de la represión política en Rusia”, indicó la embajada de Estados Unidos en Moscú en una publicación en las redes sociales.

”Le extendemos nuestras más sentidas condolencias a la familia, a sus colegas y a los simpatizantes de Alexéi Navalni. Su fortaleza es un ejemplo de inspiración. Hoy honramos su memoria”, añadió la delegación estadounidense.

En otro memorial improvisado en Moscú, instalado en un lugar conocido como el “Muro del Dolor”, un monumento de bronce en recuerdo de la represión de la era soviética, la policía colocó vallas para intentar alejar a los partidarios de Navalni.

Una mujer deja flores frente a la embajada rusa tras la muerte del líder de la oposición rusa Alexei Navalny, en Berlín, Alemania, el 18 de febrero de 2024 (REUTERS/Annegret Hilse)
Una mujer deja flores frente a la embajada rusa tras la muerte del líder de la oposición rusa Alexei Navalny, en Berlín, Alemania, el 18 de febrero de 2024 (REUTERS/Annegret Hilse)

Varias decenas de policías fueron desplegados, pero algunas personas lograron pasar las vallas y colocar sus flores, constató un periodista de la agencia AFP.

Navalni, un opositor de 47 años que purgaba una condena de 19 años por “extremismo”, era percibido por muchos como la mayor esperanza de un cambio en Rusia y el anuncio de su fallecimiento el viernes causó desazón entre sus partidarios, muchos de ellos jóvenes.

Su muerte generó condenas de las potencias occidentales y acusaciones de que las autoridades rusas son responsables de su fallecimiento.

”Fue un asesinato”, afirmó el sábado en Telegram Leonid Volkov, un estrecho colaborador de Navalni. ”Su obra debe continuar”.

Gente coloca flores y presenta sus respetos a Alexei Navalny en un momento, una roca de las islas Solovetsky, donde se estableció el primer campamento del sistema de prisiones políticas de Gulags, con el edificio histórico del Servicio Federal de Seguridad (FSB, el sucesor del KGB soviético) al fondo, en Moscú, Rusia, el sábado 17 de febrero de 2024. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)Gente coloca flores y presenta sus respetos a Alexei Navalny en un momento, una roca de las islas Solovetsky, donde se estableció el primer campamento del sistema de prisiones políticas de Gulags, con el edificio histórico del Servicio Federal de Seguridad (FSB, el sucesor del KGB soviético) al fondo, en Moscú, Rusia, el sábado 17 de febrero de 2024. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

La muerte de Navalny se produjo un mes antes de las elecciones presidenciales en Rusia, en las que se espera que Putin obtenga otro mandate de seis años. El domingo seguía habiendo dudas sobre la causa de la muerte, y no estaba claro si las autoridades entregarían el cuerpo a su familia.

Una nota entregada a la madre de Navalny indicaba que había muerto a las 2:17 de la tarde del viernes, según la vocera del opositor, Kira Yarmysh. Personal de prisiones dijo a la madre a su llegada a la colonia penal el sábado que su hijo había fallecido por “síndrome de muerte súbita”, dijo en X, antes Twitter, Ivan Zhdanov, director de la Fundación Anticorrupción Navalny.

El Servicio Federal Penitenciario ruso reportó que Navalny se había sentido enfermo tras un paseo el viernes y se quedó inconsciente en la colonia penal en la localidad de Kharp, en la región de Yamalo-Nenets, unos 1.900 kilómetros (1.200 millas) al nordeste de Moscú. Acudió una ambulancia pero no pudo ser reanimado, según el servicio, que dijo que la causa de la muerte aún “se está determinando”.

Navalny estaba en prisión desde enero de 2021, cuando regresó a Moscú tras recuperarse en Alemania de un envenenamiento por agente nervioso que atribuyó al Kremlin. Recibió tres condenas de prisión después de su arresto por varios cargos que él afirmaba tenían motivaciones políticas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta