Los cigarrillos electrónicos son tan propensos como los convencionales a provocar tos de fumador

110
0
Compartir

Los cigarrillos electrónicos son tan propensos como los cigarrillos comunes a provocar una «tos de fumador» y a dejar al consumidor débil frente a enfermedades respiratorias, según reveló un estudio del Centro Médico de la Universidad de Kansas, que analizó el impacto de la nicotina en las células humanas y en las ovejas.

Los investigadores señalaron que, incluso sin tabaco, la nicotina en productos como el cigarrillo electrónico Juuls impide que los pulmones limpien la mucosa. Y afirmaron que hay más nicotina por una sesión de vaper que en un cigarrillo, y mientras que el tabaco transporta la sustancia rápidamente al torrente sanguíneo, el vaper no lo hace, dejando más nicotina en los pulmones.

El estudio encontró que, como resultado, los usuarios de cigarrillos electrónicos gradualmente experimentan una acumulación de flema, haciéndolos más susceptibles a enfermedades, aumentando el riesgo de toser y allanando el camino hacia el asma o la bronquitis crónica. Y ese proceso es más rápido en los consumidores más jóvenes de cigarrillos electrónicos.

El informe, publicado este viernes, se suma al creciente listado de evidencias de que la nicotina en forma de vapor podría no ser tan inofensiva como se esperaba.

«Este estudio surgió de la investigación de nuestro equipo sobre la influencia del humo del tabaco en la eliminación de la mucosidad de las vías respiratorias», dijo el autor principal Matthias Salathe, profesor de medicina pulmonar y de cuidados críticos del Centro Médico de la Universidad de Kansas.

La nicotina reduce la velocidad en que las vías respiratorias pueden limpiar el moco, deshidrata el líquido de las vías respiratorias y hace que el moco sea más pegajoso. Como resultado, los bronquios, que conducen a los pulmones, son más débiles y están menos preparados para defenderse de infecciones o virus.

«Fumar cigarrillos de vapor con nicotina no es inofensivo como comúnmente asumen aquellos que empiezan a hacerlo. Como mínimo, aumenta el riesgo de bronquitis crónica», dijo Salathe.

No hay comentarios

Dejar una respuesta