Mamá, cinco formas para relajarte

A medidas que las madres incursionan en la rapidez con la que se nueve el mundo y la inmediatez de las cosas, el nivel de estrés va hacia arriba como espuma en chocolate

106
0
Compartir

El rol de las madres en la sociedad actual abarca más áreas que cincuenta años atrás, hoy en día no solo son amas de casa y trabajadoras del campo, actualmente destacan como ejecutivas, comerciantes, artistas, educadoras, entre otras. Sin embargo, estas funciones no limitan sus ocupaciones en el hogar ni degradan su imagen como pilar de la familia.

Pero no todo es color de rosas y unicornios volando por encima de las nubes, a medidas que las madres incursionan en la rapidez con la que se nueve el mundo y la inmediatez de las cosas, el nivel de estrés va hacia arriba como espuma en chocolate, es por ello que durante esta cuarentena te mostramos cinco maneras para que tú, madre, te mantengas relajada.

1. Realiza actividad física

Mamá, cinco formas para relajarte

Está demostrado que las actividades físicas favorecen al bienestar fisiológico, social y psicológico, contribuyendo a una mejora del estado de ánimo dentro y fuera del hogar. Realizar ejercicios no solo aumenta la autoestima, también disminuye el riesgo de padecer de estrés, depresión y ansiedad.

2. Dedícate tiempo

Mamá, cinco formas para relajarte

Dedicarse tiempo no siempre es bien visto por la sociedad, pues para algunos es un acto de egoísmo. La influencia es tal que el cerebro asume que el tiempo dedicado a las actividades familiares y laborales es poco, o no alcanza para ti. Lo que nadie te ha contado, hasta ahora, es que dedicar tiempo a tu persona te permite estar en armonía contigo y los que te rodean. Así que, no te sientas mal por invertir tiempo en tus uñas, tu pelo, tu piel; disfrutar de ese libro que te cautiva, ir al spa o cantar a todo pulmón esa canción que te trae recuerdos. No lo olvides, el tiempo dedicado para ti no es tiempo perdido, es tiempo invertido.

3. Disfruta tu sexualidad

Mamá, cinco formas para relajarte

Quizás te han enseñado que el disfrute de tu pareja es el gozo tuyo como mujer, y lo es, en cierta medida, pero existen otros factores a tomar en consideración, ya que, de tu sexualidad tu eres dueña y señora. Cuando te conoces, te gustas, te valoras, sabes lo que quieres y lo que no, y las cosas que estas dispuesta a negociar nada te estresará. Pero esto es un ejercicio diario y constante, es hora de trabajar en ello: innova, déjate querer, procura construir relaciones sanas. Faltan muchos orgasmos por sentir, ve tras ellos. Y si no tienes pareja no te angusties, hay muchas otras formas.

4. Reúnete con tus amigas

Mamá, cinco formas para relajarte

Desde la infancia las amistades con otras chicas constituyen a una red de apoyo a largo plazo, y aunque tus amigas de ahora no sean las de niñez siempre te verás envuelta en grupos de afecto. Una de las formas para liberar estrés es desahogarse con aquellos que son parte de nuestro mundo. Aunque el confinamiento limite los encuentros físicos las nuevas tecnologías hacer posible las conexiones a larga distancia y en tiempo real, así que, llama a tus amigas por la red que prefieras y sigan fortaleciendo los lazos que alguna vez las unieron.

5. No te preocupes por pequeñeces

Mamá, cinco formas para relajarte

Uno de los elementos que te genera estrés es la necesidad de tener cada detalle bajo revisión, aunque las cosas no dependen enteramente de ti, lo que hace inevitable que no te alteres por cosas simples que parecen complejas. Es tiempo de que te detengas y cuentes hasta 10 antes de molestarte porque a tu hijo se le olvido tender la toalla, a tu marido bajar la tapa del inodoro y porque el bebé tiro los juguetes que hace una hora recogiste. Tu paz no es negociable, por tanto, ocúpate de resolver lo que para ti tiene solución, el resto tiene que ser manejado con la calma que amerita la situación, y así te evitas estallar ante lo que no puedes controlar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta