Microsoft presenta el videojuego «Starfield», su apuesta al estilo Hollywood

389
0
Compartir

Uno de los videojuegos más esperados en años, «Starfield», será lanzado a nivel mundial el miércoles con el bombo publicitario y los estándares de producción de un éxito de taquilla de Hollywood, en una

multimillonaria apuesta de Microsoft.

El juego es la apuesta del gigante tecnológico para atraer a los jugadores a su servicio de suscripción Xbox, en un plan que requirió enormes inversiones en este sector que representa unos 200,000 millones de dólares a escala planetaria.

«Starfield«, un juego de roles que abarca todo el universo, es una creación del estudio estadounidense Bethesda, que Microsoft compró en 2020 como parte de un acuerdo por 7,500 millones de dólares para fortalecer la posición de su Xbox ante la plataforma rival PlayStation del gigante Sony.

Microsoft busca ahora adquirir otro estudio, Activision Blizzard, por 75,000 millones de dólares, una operación bajo la lupa de los reguladores, que temen una concentración en el sector.

El entusiasmo por «Starfield» se apoya en la calificación de 87 sobre 100 en el agregador de reseñas Metacritic, a partir de las primeras reproducciones de los críticos y videos muy positivos de jugadores en YouTube.

Los comentaristas elogian su escala épica, su multitud de historias interactivas, sus fascinantes combates y la forma en que evoca versiones interactivas sucedáneas de las franquicias cinematográficas «Star Trek», «Star Wars» y «Blade Runner».

Estos elogios ponen de relieve la creciente fascinación por juegos que se han vuelto cada vez más cinematográficos, con actuaciones más sutiles, narraciones que involucran dilemas morales e historias de gran presupuesto y con evolución de varios años.

Estas características significan que son esencialmente «películas interactivas», afirmó Simon Little, director de Video Games Europe, una organización que representa a los desarrolladores de juegos europeos.

Entre los títulos de este año que cuentan con esas mismas cualidades se destaca «Hogwarts Legacy», desarrollado por Avalanche Software, propiedad de Warner Bros. y que se apoya en el universo de Harry Potter.

Otro es «Baldur’s Gate 3», un juego de roles creado por Larian Studios, con sede en Bélgica, que alcanzó un puntaje de 96 en Metacritic después de su lanzamiento el mes pasado para PCs. Su versión para PlayStation saldrá a la venta el miércoles, el mismo día que se lanzará «Starfield» para Xbox.


– Décadas de entretenimiento –

Mientras que «Hogwarts Legacy» superó los 1,000 millones de dólares en ventas a los pocos meses de su lanzamiento, Microsoft pretende que «Starfield» sea el anzuelo para ‘atar’ a los jugadores a la plataforma Xbox.

El juego estará disponible mediante el servicio de suscripción a la biblioteca de juegos de Xbox Game Pass, que cuesta 11 dólares al mes, sustancialmente menos que el precio de 70 dólares para comprar la versión básica.

La estrategia es mantener a los jugadores pagando mensualmente por juegos en línea como «Starfield«, a los que se les pueden agregar constantemente nuevas historias durante años o décadas.

«A diferencia de un libro o una película, que después que se acaba de escribir llega a su fin, un gran juego en línea desde el punto de vista del desarrollo nunca está realmente terminado», dijo Little.

«Se están mejorando constantemente, se modifican y son ampliados, sólo para mantener a los jugadores involucrados e interesados, para que puedan jugar y disfrutar el juego», explicó.

El estudio Bethesda, por ejemplo, desarrolló hace 12 años el juego de aventuras de espada y brujería «Skyrim’, parte de la franquicia «Elder Scrolls», que es aún enormemente popular.

«Si uno analiza nuestros números de jugadores en «Skyrim» y cuántos millones de personas jugaron «Skyrim», te das cuenta de que este no es un juego que se mide en horas», dijo el mes pasado Peter Hines, vicepresidente de Bethesda, durante la feria de videojuegos Gamescom.

Bethesda espera que «Starfield» -que cuenta con 1,000 planetas para explorar- se utilice durante las próximas décadas a medida que se le agreguen nuevas narrativas, ampliando la historia actual, que ya lleva más de 100 horas en completarse.

No hay comentarios

Dejar una respuesta