Motivos para apostar por la educación

81
0
Compartir

Cuando sentimos hacer aquello que realmente nos apasiona, es decir, cumplir un sueño, no debemos dejar la valentía engavetada, sino hacerlo de una vez por todas.

Es el caso de Niurka Valenzuela, quien anhelaba escribir, pero cuando tenía una hoja en sus manos, se hacía tres preguntas: ¿De qué voy a escribir? ¿Para quién voy a escribir?  ¿Por qué escribir de esto?

Al decidirse escribir sobre la educación, le surgió otra pregunta: ¿Por qué educación?

Pero finalmente tres motivos la convencieron de apostar por la educación y nos los comparte:

1- Porque la educación salva: A mí y a muchas personas la educación nos salvó la vida, y cuando digo “salvar la vida”, me refiero al simple hecho de direccionarnos, de abrirnos puertas y brindarnos la oportunidad de construir nuestros sueños en terrenos baldíos. Cuando tenemos la oportunidad de educarnos, nuestras vidas toman rumbos que cuando miramos hacia atrás parecían imposibles. La educación salva, nos forja y traza caminos inesperados.

2- Por los maestros y maestras, los de verdad: Cada día conozco personas que trabajan para mejorar su entorno a través de la educación, gente que entiende su compromiso más allá de un sueldo y un estatus social. Esos maestros que dejan su alma en las aulas y fuera de estas, los que no se limitan a los libros de textos y los contendidos curriculares, ellos y ellas me inspiran a creer y apostar por la educación.

3- Por un cambio social sostenible: La educación es la clave para generar transformación social a largo plazo. Podremos invertir muchos recursos en infraestructuras y tecnologías, tener las mejores intenciones del mundo, pero sino cultivamos la educación es como depositar agua en un barril sin fondo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta