Opret dice uno de los conductores de los trenes que colisionaron violó el protocolo

240
0
Compartir

Las autoridades profundizan las investigaciones del accidente en el que dos trenes del Metro de Santo Domingo colisionaron el pasado sábado dejando nueve personas lesionadas. La Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), en un comunicado preliminar, admitió que uno de los conductores violó los protocolos de operaciones establecidos.

Técnicos del organismo y de la compañía que instaló el sistema, Altom, revisaron la información existente, que incluyó la revisión de las unidades afectadas, los registros de los sistemas de control, el entorno físico donde se produjo el accidente, la secuencia de los recorridos antes de los hechos, entre otras indagaciones.

Una de las dificultades que ha sido, según indicaron, es que en el tramo del accidente -entre las estaciones Gregorio Urbano Gilbert y Mamá Tingó- hay una curva con una especie de peralte o elevación de la superficie que no permite mucha visibilidad entre conductores en vía contraria.

La Opret informó que el tren que transitaba norte-sur era conducido por un hombre, cuyo nombre no fue ofrecido, con 12 años de labores en el sistema. Fue el que entró al carril contrario, precisó. Y agregó que el sistema de seguridad se accionó y no permitió que el tren avanzara a más de 20 kilómetros por hora, logrando detenerlo a 260 metros de la salida de la estación Mamá Tingo.

El aparato quedó detenido y el tren que transitaba sur-norte se percató a escasa distancia de la situación y activó el protocolo, logrando frenar el aparato que ya iba a baja velocidad, expresaron directivos de la Opret, quienes alabaron la astucia de ese conductor, lo que evitó una tragedia mayor. 

«La investigación hasta el momento denota varias violaciones por parte del conductor a los protocolos de operaciones establecidos, lo que produjo en un corto tiempo la movilidad del tren en la vía contraria», reseña la Opret en un comunicado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta