Se registran once temblores en la región Este; recomiendan no alarmarse

138
0
Compartir

En menos de 24 horas en República Dominicana se registraron 13 temblores de tierra, 11 de ellos en la región Este y donde se produjo también el de mayor intensidad, de 4.5, informó este jueves el Instituto Sismológico de la Universidad Autónoma de la Universidad de Santo Domingo (UASD).

El sismo de 4.5 se produjo específicamente a 115 kilómetros al noreste del municipio de Miches, en El Seibo, en el océano Atlántico, mientras que el de menor intensidad fue de 2.8 grados en Maimón, en Monseñor Nouel, detalla el Sismológico.

Otro sismo importante, de 4.2, se produjo el 22 de diciembre en La Romana. Los que son por debajo de cuatro grados se producen diariamente en todo el país.

Ante la frecuencia con la que se registran estos movimientos telúricos el asesor científico del Poder Ejecutivo en sismicidad y prevención de desastres Osiris de León explica que esos eventos geológicos “son normales”, por lo que la ciudadanía no debe entrar en pánico.

Afirma que hay ocasiones en las que se pueden registrar 100 temblores en una semana.

Aunque sugiere no alarmarse, De Leon sí recomienda estar siempre al tanto del lugar, del objeto o estructura en donde protegerse por si ocurre un sismo importante que afecte o haga colapsar algunas estructuras.

“Un temblor no es más que una pequeña rotura de la roca que al romperse libera energía y al liberar energía esa energía viaja en forma de ondas elástica”, expuso a Diario Libre en una entrevista telefónica.

Sostuvo que a esa energía liberada de la placa tectónica es lo que se percibirá, si es de una magnitud considerable, que por lo regular es mayor de los 4 grados, como un temblor de tierra.

Afirma que diariamente ocurren millones de temblores menores en el planeta Tierra porque esta es activa y se mueve constantemente.

Además de la región Este y Monseñor Nouel también se produjo ayer un sismo de 3.0 en Yamasá, Monte Plata.

El reporte del Instituto Sismológico de la UASD reporta que de los once temblores registrados en la región Este, se produjeron siete próximo a Miches, los demás fueron en Las Galeras, Samaná, de 3.4; Guayacanes, en San Pedro de Macorís, de 3.7; Punta Cana, de 3.1, y Hato Mayor, de 3.3.

El asesor científico del Poder Ejecutivo en sismicidad y prevención de desastres Osiris de León.
El asesor científico del Poder Ejecutivo en sismicidad y prevención de desastres Osiris de León.
Dos fallas geológicas muy activas

Osiris de León atribuye la frecuencia de los temblores de tierra en la región Este del país a dos fallas geológicas muy activas, una de ellas es la trinchera de Puerto Rico o fosa de Milwaukee, la que está entre la placa tectónica de Norteamérica y la del Caribe, que pasa al norte de Samaná y al norte de Puerto Rico.

También la falla que provocó el terremoto de Haití, que pasa por Puerto Príncipe, Barahona, el sur de Azua y del Gran Santo Domingo, La Romana, Higüey y al sur de Puerto Rico. Esta falla es la de Enriquillo-Plantain Garden.

“Esas dos fallas tienen mucho que ver con la frecuencia de temblores en la región Este del país en el canal de la Mona y en Puerto Rico porque como son dos fallas sísmicamente activa y las dos tienen potencial para producir grandes terremotos entonces los mayores empujes que se dan en la placa tectónica del Caribe se perciben en esas dos fallas”, asegura De León.

Al insistir en las medidas preventivas, dice que la frecuencia de los sismos no quiere decir que no se vaya a producir un temblor mayor.

“Si bien es cierto que donde no tiembla la tierra con frecuencia a pesar de fallas sísmicamente activas, quiere decir que hay una trabadura, que está acumulando energía, no menos cierto es que donde tú tienes temblores frecuentes eso no evita que haya temblores mayores”, sostuvo.

Citó los casos de Chile, California, Japón y Filipinas, en donde son frecuentes los movimientos telúricos de baja intensidad y de vez en cuando se producen de magnitud importante.

Al tomar en cuenta que lo que mata son los golpes del concreto del techo de las edificaciones, sugiere aplicar la lógica para resguardarse ubicándose al lado de un objeto que sea más alto, robusto y fuerte que el cuerpo de una persona.

“Si tú estás al lado de un auto al momento en el que pueda colapsar la marquesina es mejor estar en el piso, al lado del auto, pero no debajo del auto porque si el impacto hace que explosionen las gomas el auto caerá encima de la persona y la aplasta”, concluye.

No hay comentarios

Dejar una respuesta