Vitaminas y fertilidad: una deficiencia nutricional puede complicar la búsqueda de un hijo

Para evitar sobresaltos al momento de buscar un embarazo, conviene conocer que hay determinados nutrientes que ayudan a mejorar la función ovárica y testicular, pero en algunos casos, no pueden ser cubiertos por la alimentación únicamente y es necesario suplementarlos. Cuáles son y cuándo consultar

78
0
Compartir

A la hora de buscar un embarazo, una deficiencia nutricional puede afectar de manera negativa la fertilidad tanto del hombre como de la mujer. Por este motivo se hace hincapié en llevar una alimentación saludable en ambos sexos.

Existen determinados nutrientes que ayudan a mejorar la función ovárica y testicular, pero en algunos casos, no pueden ser cubiertos por alimentos únicamente y se debe recurrir al consumo de suplementos vitamínicos específicos para optimizar algunos valores.

“Una alimentación diaria rica en selenio, zinc, ácidos grasos esenciales (omega 3), antioxidantes y ácido fólico es necesaria para mejorar ambos gametos”, aseguró la licenciada en Nutrición Julieta Lupardo (MN 6858), quien enfatizó que “en la actualidad son muchas las parejas de mayor edad que tratan de concebir y que podrían necesitar mayor asistenciapara que el embarazo se concrete”.

 Una alimentación diaria rica en selenio, zinc, ácidos grasos esenciales, antioxidantes y ácido fólico es necesaria para mejorar ambos gametos

Según la nutricionista de Halitus Instituto Médico, “basado en estudios clínicos, los suplementos para mejorar la fertilidad demostraron un incremento de probabilidad de concepción y una alternativa (actuando como un complemento) en los tratamientos de fertilidad”. “Es recomendable siempre durante la etapa de búsqueda del embarazo, así como cuando se encuentra en tratamiento en mujeres con función ovárica normal pero más aún en las mayores de 35 años y en aquellas con reserva ovárica disminuida, y en hombres donde la calidad y la movilidad de los espermatozoides se encuentra afectada”, agregó.

Los suplementos para mejorar los gametos masculinos se encuentran constituidos en su mayoría con antioxidantes como la coenzima Q10, vitamina C y selenio -puntualizó Lupardo-. La importancia de los mismos es su efecto oxidativo, disminuyen la producción de radicales libres que son los responsables del envejecimiento celular y mejoran la calidad y la movilidad espermática”.

Existen determinados nutrientes que ayudan a mejorar la función ovárica y testicular

Existen determinados nutrientes que ayudan a mejorar la función ovárica y testicular

Por otro lado, el zinc y el ácido fólico son importantes para la producción del esperma, ya que “se comprobó que los hombres subfértiles tienen niveles seminales de zinc más bajos que los hombres fértiles”, remarcó la especialista. Y destacó: “La L carnitina y N-cisteína mejoran la maduración y función del espermatozoide”.

Los suplementos para mejorar la fertilidad femenina están conformados principalmente por una hierba conocida como “vitex agnus cactus” que actúa sobre las hormonas principales que regulan y equilibran el ciclo menstrual. “El objetivo es lograr una función hormonal normal, una ovulación saludable y una eficaz fertilidad. También poseen ácido fólico, favoreciendo la concepción y disminuyendo el riesgo de abortos y malformaciones en el feto -ahondó Lupardo-. Otro nutriente fundamental es la L-arginina, aminoácido precursor del óxido nítrico”. El óxido nítrico es un vasodilatador que ayuda a mejorar la circulación de los órganos reproductivos, favoreciendo el desarrollo del ovocito y la implantación del embrión.

 Los suplementos para mejorar la fertilidad demostraron un incremento de probabilidad de concepción

También se aportan varios nutrientes con poder antioxidantes como las vitaminas C y E, el selenio y el zinc, responsables de promover la ovulación y la implantación del embrión.

En conclusión, la suplementación lleva a un equilibrio o balance hormonal que permite el desarrollo de tejidos reproductivos sanos en el útero a fin de que el embrión pueda implantarse de manera adecuada y segura en el mismo y además favorece la maduración del folículo ovárico. En el caso de los hombres, interviene en la calidad y la producción de espermatozoides sanos y con buena movilidad que son cruciales para asegurar su salud reproductiva.

No hay comentarios

Dejar una respuesta