Advierten que tormenta geomagnética podría alterar las comunicaciones en EE.UU.

117
0
Compartir

Una tormenta solar inusualmente fuerte que golpea la Tierra podría producir auroras boreales en los EE. UU. este fin de semana y potencialmente interrumpir la energía y las comunicaciones.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) emitió una rara advertencia de tormenta geomagnética severa cuando un estallido solar llegó a la Tierra el viernes por la tarde, horas antes de lo previsto. Se esperaba que los efectos duraran todo el fin de semana y posiblemente hasta la próxima semana.

  • La NOAA alertó a los operadores de centrales eléctricas y naves espaciales en órbita para que tomaran precauciones, así como a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

«Para la mayoría de las personas aquí en el planeta Tierra, no tendrán que hacer nada», dijo Rob Steenburgh, científico del Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA.

La tormenta podría producir auroras boreales tan al sur de Estados Unidos como Alabama y el norte de California, según la NOAA. Pero era difícil de predecir y los expertos enfatizaron que no serían las dramáticas cortinas de color normalmente asociadas con la aurora boreal, sino más bien salpicaduras de tonos verdosos.

  • «Ese es realmente el regalo del clima espacial: la aurora«, dijo Steenburgh. Él y sus colegas dijeron que las mejores vistas de la aurora podrían provenir de las cámaras de los teléfonos, que son mejores para capturar la luz que el ojo humano.

Toma una foto del cielo y «podría haber un pequeño regalo para ti», dijo Mike Bettwy, jefe de operaciones del centro de predicción.

Algunos riesgos 

Esta tormenta representa un riesgo para las líneas de transmisión de alto voltaje para las redes eléctricas, no para las líneas eléctricas que normalmente se encuentran en los hogares de las personas, dijo Dahl a los periodistas. Los satélites también podrían verse afectados, lo que a su vez podría interrumpir los servicios de navegación y comunicación aquí en la Tierra.

  • Una tormenta geomagnética extrema en 2003, por ejemplo, dejó sin electricidad a Suecia y dañó transformadores de potencia en Sudáfrica.

Incluso cuando la tormenta haya terminado, las señales entre los satélites GPS y los receptores terrestres podrían codificarse o perderse, según la NOAA. Pero hay tantos satélites de navegación que cualquier apagón no debería durar mucho, señaló Steenburgh.

El Sol ha producido fuertes erupciones solares desde el miércoles, lo que ha provocado al menos siete explosiones de plasma. Cada erupción, conocida como eyección de masa coronal, puede contener miles de millones de toneladas de plasma y campo magnético de la atmósfera exterior del Sol, o corona.

  • Las llamaradas parecen estar asociadas con una mancha solar que tiene 16 veces el diámetro de la Tierra, según la NOAA. Todo es parte de la actividad solar que está aumentando a medida que el sol se acerca al pico de su ciclo de 11 años.

La NASA dijo que la tormenta no representaba una amenaza seria para los siete astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional. La mayor preocupación es el aumento de los niveles de radiación, y la tripulación podría trasladarse a una parte mejor protegida de la estación si es necesario, según Steenburgh.

  • El aumento de la radiación también podría amenazar algunos de los satélites científicos de la NASA. Los instrumentos extremadamente sensibles se apagarán, si es necesario, para evitar daños, dijo Antti Pulkkinen, director de la división de ciencias heliofísicas de la agencia espacial.

Varias naves espaciales enfocadas en el sol están monitoreando toda la acción.

«Este es exactamente el tipo de cosas que queremos observar«, dijo Pulkkinen.

No hay comentarios

Dejar una respuesta