Jefe de Volkswagen EEUU se disculpa ante el Congreso

413
0
Compartir
Michael Horn, presidente y director general de Volkswagen Group of America, Inc., habla en el astillero de la Armada en Nueva York

El director de Volkswagen en Estados Unidos se disculpó el jueves ante un subcomité del Congreso por el escándalo de los índices de emisiones falseados, y algunos legisladores afirmaron que el mayor fabricante mundial de vehículos violó la confianza pública.

«En nombre de nuestra compañía, nuestros colegas en Alemania y yo mismo, me gustaría ofrecer una disculpa sincera por el uso por parte de Volkswagen de un programa que sirvió para ocultar el régimen regular de pruebas de las emisiones», dijo Michael Horn a un subcomité de la Cámara de Representantes.

Tras admitir que la admisión de su compañía era «profundamente perturbadora», Horn aceptó que «hemos violado la confianza de nuestros consumidores, concesionarios y empleados, como también el público y los reguladores».

Aun así, Horn se distanció del comportamiento de la empresa diciendo que se sentía personalmente defraudado por acciones que atribuyó a individuos no identificados. «Esta no fue una decisión corporativa. No hubo reunión de la junta que aprobara esto», afirmó.

La firma alemana admitió el mes pasado que instaló un programa destinado a falsear los resultados de las pruebas de emisiones del gobierno en medio millón de sus automóviles diésel de cuatro cilindros a partir del modelo 2009.

El representante republicano Fred Upton, titular del Comité de Energía y Comercio de la cámara baja, afirmó que Volkswagen «ha disfrutado desde hace mucho de una adhesión casi objeto de culto que data del Beetle. Pero a lo largo de los años al parecer algo se pudrió en Wolfsburg y el engaño y la traición pasaron a formar parte del plan de juego de VW».

Otro representante republicano, presidente del subcomité de vigilancia e investigaciones, sostuvo que «el comportamiento admitido por VW representa un abuso fundamental de la confianza pública».

Horn, alemán de 51 años y veterano directivo de VW que asumió la dirección de la subsidiaria estadounidense el año pasado, dijo al Congreso que VW planea retirar las solicitudes de certificación de emisiones en Estados Unidos para sus modelos 2016 Jetta, Golf, Passat y Beetle con motores diésel. Esto planteó interrogantes acerca de si esos nuevos modelos incluyen también un programa electrónico similar al de modelos anteriores.

Al retirar las solicitudes para los modelos 2016, VW deja miles de vehículos diésel estancados en puertos de la nación y priva a los concesionarios de nuevos modelos diésel.

Horn explicó que la compañía no tiene todavía un plan aprobado para el retiro de los modelos con el programa en cuestión, y que toda modificación de esos vehículos podría demorar entre uno y dos años. Cada uno del medio millón de vehículos requerirá de cinco a diez horas de trabajo, una carga potencialmente significativa para los concesionarios.

«Sabemos que podemos ajustar esos vehículos para que cumplan con los niveles de emisiones», dijo Horn, y admitió que el cambio probablemente tendrá «un impacto leve en el desempeño; podrían perderse una o dos millas de velocidad máxima».

En Alemania, los fiscales inspeccionaban el jueves la sede central de VW y otras instalaciones para investigar quiénes fueron responsables del engaño.

elnuevoherald.com

No hay comentarios

Dejar una respuesta