El Senado de EE.UU. evaluará reforma para reducir número de presos en el país

50
0
Compartir

El Senado de Estados Unidos evaluará en los próximos días una ley que reformará el sistema penal del país y que pretende reducir el número de presos en las cárceles, entre otras cuestiones, informó hoy el líder de la mayoría republicana de la Cámara Alta, Mitch McConnell.

“A petición del presidente (estadounidense, Donald Trump) y gracias a las mejoras en la legislación que han sido garantizadas por varios miembros, el Senado va a debatir el proyecto de ley de justicia penal este mes”, aseguró McConnell en un comunicado.

Esta reforma del sistema judicial, conocida como “Ley del Primer Paso” ha recibido el apoyo de demócratas, republicanos, grupos de derechos civiles y de la Casa Blanca.

Pese a este apoyo generalizado, el proyecto de ley quedó en el olvido en la Cámara Alta hasta que, el pasado viernes, Trump instó a McConnell a buscar apoyos en el Senado para aprobar esta legislación.

Después de reunirse hoy en la Casa Blanca con los líderes demócratas del Congreso, Trump aseguró ante los medios que la reforma del sistema penal cuenta “con tremendo apoyo demócrata y republicano”.

“Parece que va a ser aprobada y con un apoyo muy bipartidista. Esto es algo de lo que tenemos que estar muy orgullosos”, dijo Trump en el Despacho Oval, donde recibió a la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley de reforma del sistema penal a principios de este año, pero las organizaciones de derechos civiles reclamaron que no abordaba la sentencia mínima obligatoria.

La propuesta revisada que se va a debatir en el Senado incluye disposiciones que otorgan a los jueces más discreción para sentenciar a los delincuentes por delitos no violentos, en particular a aquellos con delitos de drogas, y tiene como objetivo mejorar los programas de rehabilitación para expresos.

Una vez sea aprobada en el Senado, la versión revisada debe volver a la Cámara de Representantes para ser puesta a debate y, en caso de que esa cámara también de el visto bueno, la propuesta deberá ser firmada por Trump.

No hay comentarios

Dejar una respuesta